El web hosting, o alojamiento web, es un servicio que presta una empresa, el cual proporciona espacio en un servidor para alojar un sitio web. Todos los sitios web en Internet se encuentran hospedados en algún lugar y a ese lugar se le denomina web hosting o en español alojamiento web.

Dentro del mundo del alojamiento web existe una gran variedad de formas de alojar sitios, entre los más comunes están:

  • Webhosting compartido.
  • Hosting reseller (revendedor)
  • Servidores virtuales privados (VPS)
  • Servidores Dedicados.

Los planes de web hosting compartido son generalmente los más económicos y permiten al usuario alojar un sitio web y tener varias cuentas de correo electrónico profesionales conectados a su dominio. El hosting reseller es un tipo de web hosting donde podrás manejar varios sitios web a través de distintas cuentas en un panel de control, por lo general se utiliza, cPanel. Esta función facilita la administración y gestión de los sitios web por separado. Si tienes un plan de hosting reseller, también puedes “subarrendar” o revender cuentas de alojamiento web.

Si tienes una página web con mucho tráfico o con una gran cantidad de material, puede que sea necesario alojar el sitio en un servidor virtual privado (VPS). Los VPS son el resultado de la división de un servidor físico, las cuales funcionan de manera independiente como si fueran un servidor dedicado, además sus recursos son escalables, lo cual significa que pueden ser aumentados o disminuidos.

Para los sitios web con requerimientos mucho más avanzados,  es necesario alojarlos en un servidor dedicado. El alojamiento de un sitio web en un servidor dedicado también se puede hacer por razones de seguridad, algunos tipos de sitios simplemente no pueden compartir un servidor con otros usuarios dado el tipo de información que se encuentra en ellos.