De acuerdo a un estudio publicado por la empresa de servicios de internet AOL, Youtube sería la red social que más influiría en la toma de decisiones de los clientes, en un proceso de compra.

El informe analizó los datos encontrados dentro de 500 millones de clicks y 15 millones de conversiones durante el primer trimestre de 2014, haciendo seguimiento a las interacciones de compra a través de redes sociales mediante la tecnología de atribución de Convertro. La investigación determinó qué plataformas habían afectado más los procesos de ventas en línea y en qué momentos del proceso de compra tenían influencia en el consumidor.

La característica de Youtube es que posee su propio volumen de búsqueda  y un posicionamiento preferencial en los resultados de Google, por tanto ayuda a manejar grandes cantidades de tráfico, sumado a que cuando se llega a Youtube se encuentra un contenido descriptivo y útil.

Hay diversos puntos en el proceso de compra online en que las plataformas de redes sociales pueden influenciar la decisión de compra. El primero de ellos es la introducción de un producto, luego los consumidores verán esfuerzos por reorientar la publicidad de forma de devolver el interés en el producto que se les ha presentado anteriormente, por último el consumidor buscará en las redes sociales, el producto que le han presentado o recordado anteriormente, ya decidido a comprar. Los consumidores no siguen este camino de forma lineal – las compras se hacen en todas las etapas del proceso.

Lo que demuestra este estudio es que YouTube es más fuerte en la etapa de introducción de nuevos productos y para ayudar a cerrar la venta en el último punto. Facebook es la segunda mejor plataforma para las introducciones y las compras, y Google+ queda  en tercer lugar.

Twitter aparece como la peor plataforma para la introducción de productos, nueve veces menos eficaz que YouTube. Es también la peor opción en la última etapa del ciclo de compra, pero increíblemente fuerte durante la fase media. El informe demuestra que sólo un 1% de los tweets orgánicos para promocionar productos terminan en compra, cuando el tweet es pagado, la posibilidad de compra directa aumenta 30 veces. Esta diferencia puede deberse a que el mensaje pagado aparece por más tiempo en el timeline sin que se pierda por lo que hay más opciones de que los clientes lo puedan ver.

El estudio muestra resultados similares con mensajes patrocinados en Facebook y Pinterest. En general, los datos indican que pagar mensajes en redes sociales conduce a un 25% más de conversiones que la producción orgánica.

Periodista en Hostname (www.hn.cl)

Visita mi perfil en Google Plus