En la actualidad es necesario que cada empresa tenga su página web que sirve como referencia en línea y a la vez de espacio de contacto y publicitario.

Al tener una página web es necesario que esta se accesible en todo horario por lo cual el servidor que la aloje debe estar encendido en todo momento pero por lo general las empresas más pequeñas no poseen los recursos para disponer de un equipo servidor o la energía para mantenerlo en todo momento, es en esta situación en la que aparece en todo su esplendor la idea de contratar un servicio de web hosting.

Una empresa de web hosting dispone de muchos servidores los cuales están destinados a almacenar las páginas e información de todo tipo que el cliente decida guardar ofreciendo una buena solución al problema anteriormente expuesto y no solo para el caso de pequeñas empresas sino también para grandes y medianas ya que los data centers en los cuales las empresas dedicadas al web hosting tienen sus servidores están especialmente implementados para que cualquier cliente encuentre un plan según su presupuesto y necesidades. Un data center maneja una lógica de hotel en el cual los servidores representan las habitaciones y las páginas y documentos de los clientes a los huéspedes que alojan.

Cuando se contrata el servicio la empresa proveedora entrega al cliente espacio en un servidor separado del espacio del resto de los clientes por lo cual terceros no podrán acceder a la información almacenada, además de ello se ofrece servicio de correo electrónico con una cantidad de cuentas de acuerdo al plan de servicio contratado, junto con ello también se ofrecen bases de datos que por lo general son MySQL, panel de control para ello y garantía del respaldo de los datos que se almacenen.

Incluso es posible contratar el servicio de hosting reseller en el cual se alquila un espacio en un servidor y este se subdivide, el cliente que contrate el servicio sub arrienda estos espacios a terceros para generar ganancias, otro servicio contratable es el de servidores dedicados en el cual se arrienda por completo un servidor de la compañía de web hosting la cual ofrece distintos servidores con características y precios variados para los potenciales clientes, la idea de este servicio es contratar un servidor para que trabaje como servidor web, de correo u otros. También se pueden contratar servidores virtuales, los cuales son sub servidores que corren de manera paralela sobre un equipo, esto se llama VPS,  son muy accesibles y prestan gran utilidad ya que puede haber varios sobre la misma máquina.

Dentro del web hosting es posible encontrar todas estas ofertas y posibilidades de servicio a la medida de cada cliente y en caso de no haber uno incluso se ofrece uno pensado en lo que necesite un cliente de modo personal, por lo que para cada necesidad hay una solución, un servicio muy útil que termina siendo una inversión más que un gasto, totalmente un punto a considerar.

Gerente de Administración y Proyectos en Hostname (www.hn.cl), adicto al pc e internet, aficionado del balón pie y gamer.