Cualquier profesional que debe administrar varios sitios web deberá tomar la decisión sobre si alojarlos todos juntos y manejarlos con WHM o si debiera tener un plan para cada sitio.

La opción de tener un plan por proyecto web es muy escogida, aunque puede resultar un poco engorroso en términos de organización. Pero es sencillo y responde al crecimiento natural de un profesional emprendedor que empieza con un proyecto y por tanto un plan de hosting y luego crece la demanda por su trabajo y su propia demanda por planes de hosting. Cuando se da cuenta que se está volviendo confuso, ya es demasiado tarde, se ha acostumbrado o no tiene tiempo para organizar la migración a un solo plan.

Esta opción a largo plazo nos puede traer inconvenientes.

-Al trabajar con esta opción perderás la flexibilidad de traspasar recursos de un plan a otro y la flexibilidad de cada plan sólo estará supeditada al aumento de plan. Si te faltan cuentas de correo deberás aumentar el plan, aunque probablemente con otros clientes cuentas con un plan al que le sobran correos.

-Cuando tienes demasiadas cuentas de hosting distintas, se hace más complicado cuantificar la real necesidad de los recursos totales que requieres para todos tus proyectos y por tanto no puedes saber si estás pagando lo correcto o si puedes abaratar costos.

-Probablemente, lo que te genere más incomodidad será el tiempo que tendrás que ocupar en tareas administrativas, renovaciones de planes, facturación para cada cliente, entre otros, será muy engorroso cuando tengas muchos clientes.

-La falta  de control puede llegar a dificultar tu planificación y escalabilidad de cada cliente.

-Además es sabido que pagar varios pocos en lugar de un mucho es siempre más económico a largo plazo.

Las ventajas de un servicio que agrupe varios alojamientos en uno como un hosting reseller o un servidor virtual, pueden ser muchos, pero entre ellas se destacan:

-Más comodidad, un único cPanel (WHM) desde donde crearemos los planes que requerimos para cada alojamiento.

-Tendrás control absoluto de los recursos, y podrás traspasarlos de acuerdo a la necesidad de cada proyecto web.

– Tendrás mucho más claro lo que estás invirtiendo en hosting pues es sólo un valor, un ciclo de pago y una fecha de pago. Además, ten en cuenta que no es necesario que inviertas un gran monto, pues estos planes tienen ciclos de pago mensual cuyos costes no son tan altos.

Tomar la decisión correcta será una gran ayuda para poder asumir con profesionalismo y eficiencia una gran cantidad de proyectos.

Periodista en Hostname (www.hn.cl)

Visita mi perfil en Google Plus