Hace ya varios años que venimos escuchando acerca de la impresión 3D, pero para los simples mortales como nosotros ha costado más de la cuenta ser testigos en directo de una de estas impresiones, que parecen ser producto de polvos mágicos. El elevado costo de sus materiales parece ser el principal motivos, pero a pesar de ello, ciertos productores hacen esfuerzos por acercar esta tecnología al ciudadano común.

Printeer es un ejemplo de ello,  un proyecto que busca conseguir fondos a través de financiamiento colectivo, orientada específicamente a niños y niñas usuarios, pues permite generar un diseño 3D a partir de un simple dibujo realizado desde una tablet.

El pequeño usuario no tendrá que manejar complejos programas de diseño y además podrá observar de qué forma va funcionando la impresora para que puedan comprender de manera más simple cómo es que funciona esta tecnología.

La campaña de financiamiento colectivo la llevará a cabo Kickstarter, sitio web dirigido a proyectos creativos,  y su precio inicial será de 549 dólares, para estar en manos de los usuarios en octubre de este año.

Conoce este proyecto a través del siguiente video

Periodista en Hostname (www.hn.cl)

Visita mi perfil en Google Plus