Desde el 2011 que Microsoft enviaba mensajes a sus usuarios para que actualizaran sus sistemas operativos, eliminando el Windows XP. Hoy, esta sugerencia pasa a ser obligación pues se ha anunciado oficialmente que, tras 12 años de su lanzamiento, no se entregará más soporte técnico a Windows XP.

Esto quiere decir que los computadores con Windows XP seguirán funcionando pero de manera muy vulnerable a ataques, sumado la incompatibilidad que irá adquiriendo a cada vez más programas y aplicaciones.

Las actualizaciones de seguridad van a continuar disponibles hasta julio del 2015 y el soporte técnico sólo se continuará brindando en países en que la mayoría de los usuarios de internet utilizan XP, como es el caso de China.

La recomendación de Microsoft es proteger los dispositivos y actualizar los sistemas operativos a Windows 8.1, pero como no todos los equipos tienen compatibilidad con este último, también recomendó actualizar los hardwares.

Periodista en Hostname (www.hn.cl)

Visita mi perfil en Google Plus