Utilizar un proveedor de hosting gratuito puede ser un gran error si lo que quieres es ganar dinero con tu página web. Numerosos estudios indican que los usuarios sólo esperan entre 3 y 5 segundos hasta cargar un sitio. Un proveedor de hosting gratuito entrega su servicio a cambio de la posibilidad de mostrar publicidad en las páginas o bien, a través de pop-up, este generará una carga notoriamente más lenta lo que a su vez reducirá la opción de que el usuario interactúa y navegue por tu página web.

A esto sumamos los limitados recursos que entregan, muchas veces un espacio ilimitado o transferencia ilimitada no lo son todos, pues sin un procesador con la suficiente potencia y la memoria adecuada, ningún otro recurso ilimitado servirá de nada.

Además de las frecuentes caídas y la inexistencia de un soporte técnico, debes considerar que un proveedor de hosting gratuito puede cancelar tu cuenta en cualquier momento, no precisamente por motivos legales, sino que simplemente porque no tiene los suficientes recursos, esta nula garantía no solo te puede dejar sin sitio, sino que además una muy mala imagen para la marca de tu proyecto, empresa u organización.

Ten mucho ojo al momento de escoger un hosting, pues existe una enorme opción de planes económicos y de empresas con la suficiente seriedad como para ayudarte a hacer de tu proyecto en la web todo un éxito.

Periodista en Hostname (www.hn.cl)

Visita mi perfil en Google Plus