A comienzos de este año, Linkedin ya contaba con más de 200 millones de usuarios, lo que sin duda, la ha convertido en la red de profesionales más importante de la web. Comúnmente encontramos cientos de perfiles creados para difundir currículums de expertos en las más diversas áreas, pero se hace cada vez más frecuente hallar perfiles dedicados a empresas o instituciones que han detectado en esta red un nicho de numerosos posibles clientes.

Lo ciertos es que no basta con simplemente crear el perfil y ya, pues de esta forma no estaremos sacando todo el provecho que podemos obtener de Linkedin. Uno de los primeros pasos que debemos seguir, es crear una base de seguidores relacionados con el producto que vendemos, si logras interactuar con tu audiencia estos no debiera resultarte difícil, pues para cualquier profesional será interesante seguir un perfil que lo nutre de artículos interesantes y ofertas destacadas.

Recuerda siempre que cualquier actualización que realices puede ir linkeado al sitio de tu empresa, artículos de tu blog o catálogos de nuevos productos y por supuesto como en cualquier red social, debes mantener tu perfil lo más actualizado posible, con esto no sólo nos referimos a la información de contacto, si no que a cualquier novedad de tu compañía, productos o rubro en el que te manejas.

Ya lo sabes, te hemos dado distintos consejos para destacar en esta interesante plataforma, ahora es tu turno de convertirte en el favorito de tu lista de contactos.

Periodista en Hostname (www.hn.cl)

Visita mi perfil en Google Plus