El método de identificación a través de un nombre de usuario y una contraseña ha sido por muchos años la única opción a considerar para proteger nuestra información privada en nuestros dispositivos web, pero al parecer esto no es suficiente, y suenan cada vez con más fuerzas  las alternativas que puedan reemplazar a la, cada vez más vulnerable, contraseña.

Una de estas opciones es la autenticación biométrica, esto tiene relación con el uso de información biológica del usuario, como  su voz, su altura, su peso, sus facciones y por supuesto, su huella digital.

Otra forma de identificación es según nuestros usos y conductas, es decir, generar un perfil cognitivo del usuario, velocidad al escribir, orden de la pantalla, forma de mover el mouse, entre otros. Si cambia uno de esos patrones de conducta el software de seguridad podría detener el computador o Smartphone.

 Estas opciones se suman a otras como la identificación de voz, análisis de actividad como las pisadas o velocidad al caminar y hasta reconocer los latidos del corazón. Sea cual sea la mejor alternativa, lo cierto es que son muchos los institutos tecnológicos y universidades que tiene a sus expertos de cabeza buscando un reemplazo de las contraseñas a un sistema más cómodo y por sobretodo seguro.

Periodista en Hostname (www.hn.cl)

Visita mi perfil en Google Plus