Política Nacional de Ciberseguridad

La iniciativa fue firmada por la mandataria, quien señaló la importancia de educar a la población sobre los riesgos y buenas prácticas en Internet.

Ayer, la presidenta Michelle Bachelet presentó la nueva Política Nacional de Ciberseguridad, que busca velar por la seguridad de las personas y de su información en Internet. El objetivo de este nuevo instructivo tiene por objetivo  “recoger, detectar y analizar las experiencias, desafíos y factores que permiten disfrutar de un ciberespacio libre, abierto, democrático y seguro”, en el país, sostuvo la mandataria.

¿De qué se trata esta iniciativa?

Seguridad en InternetSegún se informó desde el Comité Interministerial sobre Ciberseguridad (CICS), esta nueva política está dividida en varios ejes, que tienen que ver con la infraestructura de la información; prevención, persecución y sanción del Cibercrimen; sensibilización, formación y difusión en el ámbito; cooperación y relaciones internacionales; desarrollo industrial y productivo en ciberseguridad e institucionalidad de la misma.

“La seguridad en el ciberespacio se ha transformado en un componente crucial para la paz y la seguridad internacional”, sostuvo la Bachelet, agregando que “la discusión sobre ciberseguridad resulta vital para el desarrollo y el fortalecimiento de los valores de la democracia, el respeto al derecho internacional y la protección de los derechos fundamentales de las personas”.

En Hostname queremos que conozcas de qué se trata cada uno de los ejes de esta política y qué significa para los usuarios.

Infraestructura de la información

Mediante este eje se pretende  buscar la “creación de mecanismos para reportar incidentes en Internet, definir requisitos y estándares de seguridad, establecer medidas para enfrentar incidentes y diseñar planes de contingencia”.

Prevención, persecución y sanciones

Este apartado hace mención a “incrementar la capacidad para levantar datos ligados a cibercrímenes e investigar y generar evidencias de estos delitos”. Por otro lado, también se pretende definir cuáles son los desafíos más importantes a afrontar en el área del Cibercrimen y elaborar mecanismos para prevenir, perseguir y sancionarlo.

Sensibilización, formación y difusión

Para conseguir las metas propuestas por la Política Nacional de Ciberseguridad y así frenar los cibercrímenes, se busca impulsar la cultura en torno a esta temática entre funcionarios públicos, sociedad civil y otros grupos. Se buscará “fomentar investigación y desarrollo para la seguridad” en la web, entre otros factores.

Institucionalidad

Con esta política, se busca revisar el sistema nacional relacionado a este ámbito, definir roles de las partes que se encuentran involucradas y otras medidas para establecer una alianza entre el sector público y privado, aumentando con esto la capacidad nacional para reaccionar ante incidentes cibercriminales.

Desarrollo productivo e industrial

La Política Nacional de Ciberseguridad cree que la industria es un ente que debe ser partícipe en este tema, por lo que la medida propulsada por el Gobierno pretende identificar “los desafíos de la industria nacional en la materia y promover ámbitos donde existen ventajas comparativas”. Todo esto, para promover un crecimiento de la industria nacional de ciberseguridad.

Cooperación internacional

Dado que la red tiene un carácter mundial, esta política también tiene como objetivo participar de forma activa en foros internacionales, impulsando medidas de “cooperación en investigación y asistencia técnica en con otros países”. También se busca dar a conocer la postura chilena sobre ciberseguridad en la comunidad internacional.

“Esta política propone una serie de medidas para concientizar y educar a la población sobre riesgos y buenas prácticas en el mundo digital, con especial atención en las personas más vulnerables, como los niños y niñas y los mayores de edad”, explicó la mandataria, quien mencionó como ejemplo al juego de la Ballena Azul, que ha sido comentarios obligado en los últimos días.

Por último, Bachelet señaló que esta política es “una hoja de ruta con un horizonte de mediano y largo plazo”.