En el post anterior, explicamos un poco sobre el funcionamiento de un datacenter y el servicio de web hosting. Pero en un centro de datos, se ofrecen otros servicios que de seguro has escuchado, pero que pueden resultar difíciles de distinguir al momento de tomar una decisión sobre la mejor opción para tu proyecto, hablamos de un servidor VPS, un servidor dedicado y un servicio de Housing.

Partamos hablando del servicio VPS o del Servidor virtual, cuando contratas un servidor virtual lo que haces es contratar una “parte” de un servidor que funciona como si fuera un servidor único, esto se consigue a través de la tecnología de la virtualización.

El servicio de VPS puede tener interesantes ventajas y la primera de ellas es que el hardware es administrado por el proveedor de hosting, por lo que no requieres de un conocimiento experto. A pesar de que no administras el hardware tienen  acceso root full, tal como lo tendrías si hubieras contratado un servidor dedicado. Otro de los pros que tiene este servicio es que es muy fácil de escalar en recursos o disminuirlos, por lo que tu servicio se puede ir ajustando a tus necesidades a medida que estas vayan cambiando. La última gran ventaja es su precio, pues a pesar de su facilidad de uso y los recursos exclusivos que ofrece resulta mucho más económico que tener tu propio hardware.

Como cada servicio, el VPS también tiene ciertos características que podrían significar una desventaja, por ejemplo, debes tener en cuenta que serás responsable por el mantenimiento de cualquier software que instales, es decir, tu servidor virtual lo deberás administrar tú. Además se debe considerar que si requieres de muchos recursos en tu servidor, podría llegar a ser más económico que contrates un servidor dedicado. En muchos casos la CPU y el RAM son proporcionales, por lo que no puedes aumentar uno sin aumentar el otro.

Si hablamos de los servidores dedicados, debiéramos partir por indicar que la empresa proveedora del hosting, armará el hardware para ti de acuerdo a lo que has solicitado, serán ellos también quienes lo gestionen, pero la administración del sistema operativo y los softwares serán de tu responsabilidad. Las ventajas de este servicio son muchas, entre ellas podemos destacar en primer lugar que el servidor es completamente tuyo y no lo compartes con nadie, las opciones de configuración son muy amplias, sus problemas son muy fáciles de detectar y diagnosticar, y si lo comparas con otras plataformas, su performance es muy consistente.

Entre las desventajas de este servicio podemos hablar de su costo, pues a largo plazo y comparativamente a comprar tu propio servidor, puede resultar más costoso, sobre todo, si se requiere mucha memoria o espacio.

Si de tener un servidor propio se trata, debemos entrar a hablar del servicio de Housing, este consiste precisamente en que tú tienes tu propio servidor y arriendas un espacio dentro de un datacenter para colocarlo, de esta forma aseguras que el datacenter proveerá de enlace, electricidad redundante y un espacio climatizado y seguro para que puedas manejar tu servidor de manera remota. Si este servicio lo utilizas por largo tiempo, puede ser muy conveniente económicamente en relación a un servidor dedicado. Debes tener en cuenta que en este servicio tú tienes control absoluto sobre tu hardware. Debes tener en cuenta que implica una importante inversión inicial, además de un alto nivel de conocimiento para administrar tu hardware, considera también que ante cualquier problema que se presente en tu hardware deberás ir hasta el datacenter a solucionarlo tú mismo.

Después de estas explicaciones, analizar pros y contras y conocer un poco más sobre cada servicio, con cuál te quedas? servidor VPS? servidor dedicado? o housing?

 

Periodista en Hostname (www.hn.cl)

Visita mi perfil en Google Plus