Las pruebas de software se componen de diferentes metodologías y requiere la consideración de muchos aspectos diferentes para ofrecer soluciones de alta calidad a los clientes o usuarios. Sin embargo, el éxito o el fracaso de tus esfuerzos de prueba dependen de la selección correcta del tipo de metodología de prueba; uno de esos métodos son las pruebas de rendimiento. Las pruebas de rendimiento tienen un papel vital en el proceso de prueba.

Hoy en día, podemos encontrar muchas empresas u organizaciones que están sufriendo de problemas relacionados con el rendimiento. La principal razón detrás de esto es que nunca se toman el tiempo para probar sus aplicaciones en escenarios del mundo real.

Qué es una Prueba de rendimiento?

Las pruebas de rendimiento de sitios web son un medio de control de calidad (QA), que implica pruebas de software o aplicaciones para asegurarse de que funcionan bien en todas las condiciones críticas. Es un tipo no funcional de pruebas de software. Te ayuda a determinar la rapidez con que algunos aspectos específicos de un sistema o aplicación responden en las peores condiciones. El objetivo de las pruebas de rendimiento no es encontrar errores, sino eliminar los posibles cuellos de botella del rendimiento.

El foco principal de este tipo de pruebas es examinar la velocidad de una aplicación de software para ayudarte a determinar si la aplicación responde de inmediato o no, escalabilidad que te ayuda a determinar cuanta carga puede manejar la aplicación y estabilidad que determina si la aplicación es estable bajo diferentes cargas. Trae toda una serie de beneficios como:

-Experiencia de usuario mejorada

-Un aumento en los ingresos en línea

-Lleva a cabo las métricas importantes para poner a punto tu sistema

-Determina los cuellos de botella como la configuración de base de datos

-Ayuda a determinar si una nueva versión está preparada para la producción o no

-Permite a los interesados conocer el rendimiento real en comparación con sus expectativas

Hay siete tipos de pruebas de rendimiento, incluyendo:

Prueba de rendimiento: Se trata de cualquier tipo de prueba que verifica la estabilidad, el rendimiento y la escalabilidad de un sitio web.

Prueba de Capacidad: Esto ayuda a determinar la cantidad de usuarios que un sitio web o aplicación puede manejar antes de que su actuación o estabilidad sean inaceptables.

Prueba de carga: Esto impone una carga a una aplicación y mide el resultado. Sin embargo, es posible que esa carga pueda o no, estar en su punto máximo.

Prueba de esfuerzo: Como su nombre lo indica, este tipo de pruebas presionará tu aplicación para funcionar más allá de sus condiciones normales. Te permitirá saber qué componentes fallan en un nivel extremo.

Soak Test: Esta es una prueba de larga duración, que se utiliza para evaluar el rendimiento y / o estabilidad de la aplicación en el tiempo. Es útil cuando se desea localizar pérdidas de memoria.

Prueba de componente: Cada vez desees probar cualquier componente de tu aplicación, necesitarás una prueba de componentes, como por ejemplo carga de archivos, características de chats y otros.

Prueba de humo: Este tipo de prueba se lleva a cabo bajo una carga muy baja, lo que pone de relieve que la aplicación funciona como se esperaba. Este término viene de pruebas de hardware en el que, si se genera humo (literalmente), significa que la prueba se ha fracasado y no se requiere más pruebas.

Periodista en Hostname (www.hn.cl)

Visita mi perfil en Google Plus