Un reciente fallo de internet tiene a los expertos en seguridad sujetándose la cabeza a dos manos,  se trata de un fallo que afecta a los códigos SSL, comúnmente utilizados en la encriptación de datos en la web.

Los expertos lo han catalogado como una de las brechas de seguridad  más importantes de los últimos años pues ha permitido que un tercio de los sitios web mundiales, queden vulnerables al robo de hackers.

Esto se debe a que aquellos sitios con HTTPS, que supuestamente nos dan la seguridad para mantener contraseñas y claves, en realidad están vulnerables a que delincuentes informáticos tengan acceso a información privada alojada en servidores que utilizan Open SSL.

Fueron ingenieros de Google y de la empresa de seguridad informática Codenomicon, quienes detectaron la falla, la que fue reconocida públicamente esta semana por OpenSSL, quienes además pusieron a disposición una actualización para solucionarlo.

La gravedad de esta vulnerabilidad es que ha afectado a dos tercios de la red, dejando una gran número de claves privadas expuestas, agravando la situación el hecho de que esta falla existiría desde el 2012, aunque no hay registro de afectados seriamente desde que se detectó.

Los expertos llaman a cambiar las claves, pero sólo después de que los servicios hayan solucionado la falla, instalando parches de software en las unidades alojadas en los datacenters. Por el momento, Google, Facebook, Amazon e Ebay han indicado que están libres de ataques por causa de esta falla, Sin embargo lo más preocupante son aquellos sitios pequeños que aún no han tomado resguardo, en esos casos, lo recomendable es no cambiar contraseñas, pues la nueva clave también quedaría al descubierto por posibles atacantes.

Si tienes dudas con respecto a si la página que te interesa ya resolvió el problema, puedes ingresar acá y saber en qué estado está acá.

Periodista en Hostname (www.hn.cl)

Visita mi perfil en Google Plus