Jorge Pavez

Jorge Pavez, jefe de Innovación y Desarrollo de la Universidad Mayor, conversó con Hostname sobre la posición de Chile, en el ranking mundial de banda ancha 2018.

Hace un par de semanas se lanzó la Liga Mundial de Banda Ancha 2018, realizada en 200 países, basada en 163 millones de pruebas. El ranking, elaborado por Cable, comparador de velocidad de Internet británico, desde el año pasado mide la velocidad de descarga promedio, mediante conexiones WiFi, a través de la aplicación NDT de M-Lab. En términos simples, se determina cuántos datos puede transferir un router a un dispositivo en un lapso de 10 segundos.

¿Cuál es la posición de Chile? Aunque ascendió 36 puestos en relación a 2017, nuestro país asoma recién en el lugar 92, con un promedio de descarga de 4,74Mbps. Esto quiere decir un usuario promedio demora 2 horas y 24 minutos en descargar un archivo de 5GB, un lugar muy lejos de cifras como Singapur, que ostenta el primer lugar con un tiempo de descarga de 11 minutos y 18 segundos.

Cabe destacar también que 136 países no lograron velocidades promedio superiores a 10Mbps, lo que el regulador inglés de las telecomunicaciones Ofcom considera como mínimo para las necesidades de una familia o una pyme.

Ranking Mundial de Banda Ancha

Para profundizar acerca de la veracidad del ranking, de la ubicación de Chile y de las regulaciones que existen actualmente, conversamos con Jorge Pavez, jefe de Innovación y Desarrollo de la Universidad Mayor.

¿Qué factores influyen al elaborar este tipo de rankings?

Lo que se hace es una prueba estándar, en donde, en este caso, se ve la descarga de información. Lo que hacen es verificar cuánta es la descarga por segundo, es decir, lo que tú puedes descargar en un tiempo determinado. Por ejemplo, cuántos minutos te demoras en descargar una película de 5GB versus cuánto demoras acá en Chile en descargar una película de las mismas características.

Para esa medición se hace un estándar. Generalmente se ocupan los mismos tipos de equipos y se verifica cómo es la media del país, pero hay varias cosas que pueden afectar. Primero, no en todas las regiones del país existe la misma calidad de Internet; ahora estamos hablando del 5G que viene para los celulares, aunque aún no está implementado el 3G ni el 4G en varias partes. Lo mismo ocurre con la fibra óptica. Vemos que existe en varias comunas de Santiago, pero tampoco está presente en todo Chile.

Otro tema importante es por dónde se accede a la información…

Claro. Cuando tú descargas un documento, lo guardas en Google Drive. Lo ves como una carpeta, pero lo que realmente pasa ahí, es que ese archivo se repite varias veces para tener un control de que no desaparezca y está en varias partes del mundo, en varios servidores. Así puedes acceder de inmediato a tus archivos, sin que se eliminen.

Ahora, la salida que tenemos desde Chile es por Brasil o directamente y eso también afecta la velocidad, porque como Chile es un país sísmico, no podemos tener los estándares de calidad más altos del mundo. En los servidores hay estándares de calidad, que te ven desde la parte política hasta la parte ecológica y como somos propensos a los terremotos no podemos llegar al TIER IV, que es la mejor calidad para tener servidores en Chile. Tenemos hasta el III y de ahí para abajo.

Entonces también nos afecta porque la vuelta para poder llegar a esa información es muy larga, mientras que hay otros países que están más hacia el Atlántico o más hacia el norte, donde tienen mejores accesos.

¿Y en qué momento entran en juego las empresas proveedoras?

Las empresas toman esta información y la empiezan a compartir. Las empresas tienen que verificar cuánto se invierte versus cuánto es el costo. En Estados Unidos, por ejemplo, uno puede decir que la velocidad es sumamente alta, pero ahí están las centrales. Y además, tienen mayor cantidad de servicios adicionales por el mismo valor.

También la protección del cliente es mayor. Si a ti te prometen 100MB, estos 100MB se mantienen. O por ejemplo, cuando un hosting te dice que tiene un 99,9% de uptime, significa que va estar operativo 99,9% de los 365 días del año. Es decir, puede estar una cantidad de días u horas  caído, ya sea por mantención u otro tipo de cosas. Esos estándares se mantienen y se protege al cliente.

Si tú en Estados Unidos quedas sin Internet y justo estás haciendo un trámite importante como pagar tu casa antes que te la quiten y te da un infarto al corazón, porque no te pudiste meter, la cantidad de plata que cobran a las empresas por daños y perjuicios es brutal. Son buenos castigos los que hacen. Es un país más capitalista, pero está muy bien regulado.

Velocidad de Internet

¿Qué otros factores son relevantes de considerar?

Falta más inversión en mejorar las líneas, poder llegar a todos lados en Chile, para que toda la gente tenga acceso a Internet. Es un país que puede seguir creciendo mucho más rápido tecnológicamente hablando. Otro tema a considerar es la instalación que está dentro de tu casa. El grosor del muro puede afectar tu WiFi, si no tienes repetidores; el tema de qué tipo de router estoy ocupando para compartir este Internet.

Todos estos factores comienzan a afectar, pero todo recae en la empresa que me comparte Internet. Si una empresa en este momento me dice yo te entrego 100MB, todas las cosas externas que hablamos anteriormente, no valen, porque yo te prometí 100MB y eso tiene que cumplirse. Si no se puede cumplir por el motivo que sea, tengo que decirte puedo llegar hasta 50MB de velocidad.

En el estudio de Akamai Technologies de 2017 aparecemos en el 2° lugar en Latinoamérica y 66° a nivel mundial, mientras que en el reporte de junio de Ookla, Chile aparece en el lugar 35, con mayor velocidad. ¿Por qué tantas variaciones entre un estudio y otro?

Porque depende en qué lugar se hizo la medición. Hay un dicho que dice, hay dos panes, yo me como dos, tú no comes ninguno, pan per cápita es uno. Acá sucede lo mismo. Si yo tomo la medición en Santiago de Chile, y desde ahí saco el promedio, voy a mostrar una realidad diferente que si voy a Punta Arenas.

Imagínate que hagan una encuesta CADEM y la hacen solamente en Puente Alto, obviamente no va a reflejar el país completo, por eso se hace en varios sectores. Acá es lo mismo. Es importante ver también con quién nos estamos comparando. Lo otro es ver qué tipo de medición estamos haciendo, con qué equipos se está haciendo y cómo se está sacando este promedio, porque si el promedio es aquí en Santiago, vamos a tener muy buen Internet, ya que por ejemplo el 4G en Santiago corre súper bien, pero bajas dos regiones más y el 4G no existe. Todo depende en dónde se tomó la medida.

Tú mencionabas que es importante ver con quién nos comparamos y acá en Chile, por lo general, nos gusta hacerlo con Europa o Estados Unidos, países desarrollados, que comenzaron con el tema digital mucho antes. ¿Esto influye?

Sí. Lo que pasa es que en Chile, por su cierre económico, a partir de los ‘90 empezó a llegar mucha tecnología y la curva fue más lenta. Tenemos que pensar que recién en los ‘90 conocimos el CD, siendo que es una invención de los ‘80. Pero de los ‘90 a la fecha han pasado muchos años para que esa curva se mantenga lenta,

Hay que tomar en cuenta el poder de inversión de las empresas versus el Estado, porque el Estado tiene que ser partícipe de esto y estar junto con el privado para poder generar esta situación de mejora en Internet, ya sea para que ciertos sectores puedan tener Internet y para que la calidad se mantenga en todos lados.

Eso tiene que ser normado y regulado, pero siempre por parte del Estado, porque las empresas buscan ganar dinero. Eso sí, las empresas no son malas, hay que partir de esa máxima. Si buscan ganar dinero, a medida que yo voy generando leyes, ellos van mejorando el servicio. Sucede lo mismo con la competencia, pero en este momento la competencia está más o menos estancada, los precios son similares y todavía no llegan más agentes externos que muevan esta industria y hagan que compitan un poco más.

Pero cuando hay una exigencia legal de protección al cliente, ahí las empresas dicen OK, hay que invertir porque el costo beneficio es mayor por las multas que me van a cursar. Pero las empresas juegan con las reglas que les da cada país.

¿Falta regulación de parte del Estado para que las empresas cumplan con lo que prometen, se proteja a los usuarios y a la vez fomente la competencia?

Sí, por el libre mercado es bueno que haya más competencia, pero si el Estado no te protege, no hay mucho beneficio.

El presidente Sebastián Piñera anunció la construcción de una nueva carretera digital y una red de fibra óptica de alta velocidad en la pasada Cuenta Pública. ¿Cuánto puede demorar en implementarse y cómo beneficiaría a los usuarios?

El tiempo va a depender de hasta dónde se quiere llegar y qué tecnología se va a utilizar. La tecnología avanza bastante rápido, por lo que siempre son instalaciones de varios años, porque nuestro país es largo y no podemos tener solamente una línea.

Eso requiere de tiempo y planificación. De hecho, cuando se hacen este tipo de cosas tan grandes, sólo la planificación y la búsqueda del proveedor, tarda más de un año, entonces esos tiempos son bastante más lejanos de lo que la gente piensa, que es sólo un par de meses.

El tema de cablear, verificar que los cables estén en buenas condiciones para hacer pruebas, mientras que vas instalando postes, permisos, adjudicando terrenos, etc. Eso toma tiempo, no es de un día para otro, pero cuando se anuncia es bastante positivo.

Lo importante es que siempre exista la regulación y la protección al cliente por parte de las leyes, eso siempre va a permitir que las empresas tengan un tope hasta donde pueden llegar y cuánto es lo que tengo que cumplir, según las reglas que me impone el país.

Los beneficios de contar con una nueva carretera digital es tener un acceso más igualitario. Ahora la gente requiere Internet para hacer su vida cotidiana, no es un lujo como antes. Hoy es una necesidad básica y que tiene que ser respetada, por eso cuando se haga esta carretera, permitirá mejorar Internet no sólo sirve para entretención, sino también para equiparar oportunidades, algo vital para ser un país desarrollado.

Piñera en Summit País Digital

Otro concepto recurrente en este tipo de ranking es la latencia. ¿Es importante para establecer estas mediciones?

Sí, claro. Si los servidores están muy lejanos al país, la latencia nos va a afectar. Nosotros somos un país que está en el Pacífico y abajo, eso nos deja muy lejano de todo. Muchos de los cableados que se están haciendo son por el Atlántico, entonces ellos van a tener una mejor latencia que nosotros y eso afecta los tiempos de respuesta.

Si tú estás jugando videojuegos, necesitas que el tiempo de respuesta sea inmediato. Hay partes donde no vas a poder jugar, pero en otras partes vas a poder jugar perfectamente. Va a depender siempre del sector y del proveedor que tengas.

Una persona escucha el término 5G y piensa que con esto automáticamente su Internet va a mejorar y podrá, por ejemplo, descargar una película más rápido. ¿Esto es real o hay factores que influyan que no me permitan disfrutar de esta tecnología?

El 5G va a depender también del equipo final que va a recibir Internet y del plan, porque, por ejemplo, si tienes un plan de 20 GB, en 3G es casi imposible que puedas consumir completo, ya que la cantidad de descargas de Mbps es muy baja. Cuando ya avancemos al 5G es mucho más alta, entonces estos 20GB te pueden durar 20 días o más. Pero con 5G los planes deben ser ilimitados.

Técnicamente hablando no se justifica que tengas un límite, porque cuando tuviste Internet en casa jamás hubo un límite de conexión. Esto mismo debería ocurrir en tema de móviles. Hoy ya existen planes que son ilimitados, pero éstos deberían masificarse, porque la cantidad de velocidad que voy a consumir con 5G si tengo la infraestructura adecuada va a ser mucho mayor.

Red 5G

De esta forma, la cantidad de información de descarga va a ser mayor y el plan no me va a durar ni una semana si tengo uno de los planes que existen hoy. Todo pasa por dos partes: si tu equipo lo soporta y si tu plan está adecuado para utilizarlo.

Y sí, el 5G va a aumentar la cantidad de descarga, porque el 5G es un estándar que está definido por ciertos parámetros mundiales. De hecho, ahora ya con el 4G empiezas a competir con el Internet de la casa y con el 5G el Internet cableado probablemente se elimine, como está pasando hoy con el uso del TV cable.

VER: LA TECNOLOGÍA 5G VA REVOLUCIONAR EL MERCADO TIC

Es que el mismo Internet te brinda otros servicios como ocurre con la televisión por cable…

Claro. Y todo de buena calidad. Que te instalen todo un aparataje, que tengas que pagar por cada uno de los decodificadores, si quieres ver un partido tienes que pagar adicional y que el servicio tampoco es el mejor, no ayuda en nada.

Por ejemplo, tú quieres ver un partido de fútbol y se cae el sistema y no lo puedes ver, eso debería significar una compensación económica no menor. O sea, si yo pagué mil pesos, la empresa debería devolverme cien lucas, porque no solamente pago por el servicio, sino que también por la experiencia de usuario. Y cuando no se protege eso, pasan este tipo de cosas. Entonces te devuelven tu plata, pero eso no es ningún daño para la empresa. Lo importante es que sea un daño correctivo.

¿Falta información respecto al Internet que consumen los chilenos o existe información, pero no es fácil de digerir para ellos?

Cuando tú consumes electricidad o agua, tienes un medidor que te dice cuánta electricidad o agua estás consumiendo. Con el Internet no hay. Debería existir algún aparato, alguna forma de que la gente se asegure de que se cumpla lo que le están ofreciendo  y que tenga esa información constante.

Para el usuario también es importante que cuando le hagan la conexión a Internet, sea limpia, que le indiquen desde antes que si coloca un router, ellos no se van a hacer responsables por esa velocidad, porque puede que sea muy antiguo, puede que esté malo, etc.

Lo importante es indicarles qué significan 50MB, capacitar siempre a los clientes con respecto a eso y que ellos puedan tener la posibilidad de ver constantemente cómo está su nivel y calidad de Internet para que esto mejore.

Ahora hay que entender también que cuando tú contratas, por ejemplo, 200MB, pero tengo 10 equipos consumiendo, voy a empezar a dividir la conexión y no es que se divida en partes iguales. Y eso pasa por muchos factores como el aire, el calor, por la altura, por el tipo de cable, por el tipo de computador, entre otros. Son un montón de características que van a afectar la velocidad.

Entonces, si tengo 10 equipos y 100MB no es que cada equipo va a tener 10MB, sino que va a tener un poco menos, porque el entorno afecta la velocidad.

Tú hablabas de que actualmente no existe una suerte de medidor de Internet para los usuarios. En los países de Europa, por ejemplo, ¿existe algún indicador de estas características para los usuarios?

Lo que pasa es que en esos países la protección al cliente es tan potente que la gente no lo necesita. Si nos gusta compararnos con la OCDE o con países desarrollados y llegamos a tener esos estándares de calidad, ya no necesitas de ese medidor, porque saben que cuando existe algún error, la multa es alta. Una mayor regulación, provoca mejor servicio de Internet.

Las empresas quieren ganar dinero, compiten entre ellas, pero a veces hay que darle un empujón para que sea aún mejor la experiencia de usuario final.

Entonces, ¿podríamos decir que este estudio es veraz? ¿Refleja la realidad del país en términos de banda ancha?

Puede tener un nivel de realidad, pero lo que pasa es que cuando se bajó esa comunicación hacia el público en general,  creo que fue mal manejado. Debería indicar con qué equipos, bajo qué características y en qué lugares del entorno se tomaron estas mediciones.

Cuando hago estas comparaciones, que a veces son odiosas, y no soy capaz de decir que fueron exactamente en las mismas situaciones en las que hice la toma de muestra, no puedo hacer la comparación. Si tú por ejemplo te tomas el peso en la mañana  y el otro mes en la noche, no vas a tener el mismo peso, porque el entorno de la prueba fue diferente.  Y en este caso al no dar a entender eso, no se puede relacionar mucho con la realidad.

Banda Ancha

Uno tiene que ser un poco más consecuente con la noticia y verificar cómo se hizo esa toma de muestra, en qué ciudades de Chile, de Uruguay, de Japón, de Estados Unidos se hicieron las muestras, bajo qué características, si ocuparon el mismo computador, el mismo equipo, la misma placa madre, qué temperatura existía en el entorno, etc. Te aseguro que si hago un test en Arica, puedo tener exactamente las mismas características que en Santiago, pero el Internet va a correr más lento.

Por último y según tú opinión, ¿es caro el Internet en Chile, en relación a las prestaciones que reciben los usuarios?

Los precios no están tan alejados de nuestra realidad como país. Ahora, sí es caro cuando lo comparas con un sueldo mínimo, cuando tú sabes que el 70% de la población gana menos de $700.000 como familia. En Santiago, almorzar es caro, comprar un departamento es caro, pero creo que son precios que se están inflando demasiado.

Cuando lo comparas con la realidad del país, que ya no es un lujo, sino una necesidad tener Internet, no sólo para el conocimiento, sino que para el ocio, que también es una necesidad, ahí sí dices, el Internet está siendo un poco más caro.

Pero también va a depender de los lugares en donde se instala, la compañía que lo tiene y cuáles son las características de esta conexión. Si yo tengo la capacidad de gastar 30 mil pesos mensuales, lo voy a hacer, pero si eso causa endeudamiento, lo tengo que regular.

Haciendo la comparación entre países, encuentro que es un precio normal, pero comparado con la realidad chilena, lo que se ve en ciertos sectores, pienso que debería ser más acotado y regulado y eso también pasa porque no han llegado empresas nuevas para poder competir con el mercado.

Precios Internet