Ya se había anunciado algunos días atrás, Instagram se uniría a las redes sociales que incluyen publicidad. El anuncio se hizo realidad la semana pasada cuando comenzaron a aparecer los primeros anuncios en los timelines de usuarios de Estados Unidos.

Tras flexibilizar sus políticas y términos, muchos usuarios alzaron la voz hasta que forzaron a la empresa, propiedad de Facebook, a revertir algunas decisiones ya tomadas, pero sin dar pie atrás a la llegada de la publicidad a la popular aplicación de edición fotográfica.

Los anunciantes podrán comprar espacios para promover sus productos, de esta forma, y tal como en Twitter y Facebook aparecerán en los timeline de los usuarios.

El primer anuncio de muestra, se registró con la aparición de una publicidad del nuevo reloj del diseñador Michael Kors, la que contó con el rechazó de varios usuarios y otros que no le dieron mayor importancia.

Todavía no es conocida la forma definitiva en que los anuncios serán publicados en los timelines, lo que sin duda será de gran importancia para evaluar cuan invasiva puede ser esta publicidad para los seguidores de la aplicación y si esto pudiera mermar en su cantidad de usuarios.

Periodista en Hostname (www.hn.cl)

Visita mi perfil en Google Plus