Muchos clientes de correo están disponibles, dependiendo de qué sistema operativo utilizas, algunos son gratuitos y otros deben comprarse. Acá podrás saber algo sobre ellos.

En computadores basados en Windows, dentro de los clientes gratuitos más populares incluyen Mozilla Thunderbird, Opera Mail y Windows Live Mail. Entre las opciones pagadas encontramos Microsoft Outlook.

En computadores Macs, los clientes de correo gratuitos más populares son Apple Mail, Thunderbird y Opera Mail. Entre los clientes de correo pagados se encuentran Postbox, MailMate y Microsoft Outlook.

Con Linux, los clientes de correo más populares son gratuitos e incluyen Thunderbrid, Evolution y Zimbra.

Sea cual sea el cliente que escoges, debes configurarlo para  conectar a su servidor para enviar y recibir correos electrónicos. Hay dos formas de conectar a tu servidor: POP3 e IMAP. Puedes configurar cualquiera de los dos a través del mismo asistente de configuración en tu cliente de correo, pero trabajan de maneras muy distintas.

POP3

Cuando descargas un email usando POP3, el mail es descargado a tu computador, por lo mismo el computador recuerda el último mail descargado, de esta forma la próxima vez que tu computador revisa nuevos correos sabrá que emails ya han sido descargados y los ignorará.

Luego escoges en las opciones de configuración del cliente de correo cada cuanto tiempo borrar correos desde el servidor, puedes hacerlo en el mismo minuto o nunca. Aparte de eso, lo que hagas con la copia local del mail luego de que lo descargaste es decisión tuya y no afectará en nada al servidor.

POP3 puede ser muy útil cuando descubres que has eliminado un correo importante sin darte cuenta y necesitas recuperarlo. Puedes acceder al servidor a través de webmail o mediante un cliente de correo distinto y volver a descargar el email.

La desventaja de POP3 aparece si lees emails en más de un dispositivo, por ejemplo, puedes descargar  un correo electrónico en el trabajo y borrar toda la basura para dejar sólo los correos que necesitas, pero cuando llegues a tu casa y abras tu correo tu computador no sabrá qué borraste en el trabajo y descargará todos los correos de nuevo indicándote que ninguno ha sido leído.

IMAP

IMAP funciona de una forma similar a POP3 que en vez de sólo descargar los nuevos correos, sincroniza la cuenta de correo en tu cliente de correo. Cuando borras un correo, IMAP borrará ese correo del servidor la próxima vez que se sincronicen el cliente y el servidor.

Esta es una gran ventaja si lees tu correo desde más de un dispositivo. Desde donde sea que revises tu correo, siempre verás lo que ya leíste o lo que respondiste. Sin embargo, la mayor desventaja es que no hay sistema de recuperación de fallas, después de que borras un correo, este desaparece, no importa dónde lo busques.

Depende sólo de ti. Si usas POP3 o IMAP. Si usas uno y decides que te conviene más el otro, puedes cambiarlo sin problema. Sólo ten en cuenta no usar ambos al mismo tiempo porque puedes tener problemas.

Periodista en Hostname (www.hn.cl)

Visita mi perfil en Google Plus