Hace 10 años atrás un grupo selecto de 1000 personas comenzaba a probar el servicio de correo electrónico de Google en su versión Beta, durante los tres primeros años sólo podían usarlo aquellos que contaran con invitación y sólo el 2007 se hizo público este servicio. Su crecimiento fue tan rápido que en poco tiempo logró destronar a las cuentas de correo líderes como Hotmail y Yahoo!

Las razones para ganarse la preferencia de la audiencia son muchas, pero sin duda su primera atracción era ese gigabyte entero para almacenar un gigantesco número de correos electrónicos sin tener que preocuparte de borrar para hacer más espacio. Se incorpora además, el veloz buscador de contenido en la bandeja de entrada, la posibilidad de adjuntar archivos de hasta 25 GB, la interfaz enchulable y muchas otras constantes mejoras que recién vinieron a tomar una pausa el 2009 cuando finalizó su extensa fase beta.

Hoy la integración de otras herramientas hace, de cada uno de los perfiles de Gmail un verdadero espacio de trabajo, a través del cual puedes crear y compartir archivos, sostener reuniones, publicar textos, entre muchas otras cosas. Google Docs, Hangouts y Gtalk son sólo algunos ejemplos, pues no olvidemos que a través de tu cuenta también puedes acceder de forma rápida a YouTube y Google Maps.

Probablemente la gente de Google nos vuelva a ofrecer otra innovación dentro de su servicio de correo electrónico. Por lo pronto si te interesa probar algunas de sus ideas, sólo debes acceder al espacio de configuración de tu cuenta y hacer click en “Labs”, desde ahí conocerás aquellas novedades que están a prueba y que te pueden parecer atractivas.

Periodista en Hostname (www.hn.cl)

Visita mi perfil en Google Plus