A la hora de escoger un nombre de dominio para tu sitio web, una de las primeras decisiones que tienes que definir es cuán largo será tu dominio. Aquí comparamos las ventajas de los dos extremos.

Todos tienen una opinión sobre cuán largo debería ser un nombre dominio. Simplemente teclea ‘Dominios cortos’ o ‘Dominios largos’ en el motor de búsqueda de tu elección, y aparecerán miles de páginas aconsejándote cómo elegir el nombre de dominio perfecto.

Hay los que están en el campo de dominios cortos – según ellos, mientras más corto el nombre de dominio, mejor posicionamiento y mejor rentabilidad tiene el sitio web. Por otro lado están los de los dominios-no-importa-cuan-largos – según ellos un URL que refleja los servicios que ofrece tu empresa o representa tu marca te va a servir mucho mejor que un nombre corto o ‘efectista’.

Lamentamos decepcionarte, pero no existe una fórmula mágica para crear EL dominio perfecto, y nadie te puede decir definitivamente el largo que mejor corresponde a tu proyecto. Lo que sí podemos hacer es presentarte los pros y los contras de los dos tipos. Y recuerda que no existe el dominio perfecto, lo que sí existe es un dominio que complementa tu proyecto y acentúa tu perfil online.

¿Qué tan largo es un dominio corto, y viceversa?

Antes que nada, definamos el largo al cual nos referimos cuando hablamos de un dominio corto o un dominio largo. Un dominio corto por lo general no tendrá más de 6 caracteres antes del punto. Mientras que un dominio largo normalmente tendrá arriba de los 10.

registrar dominio

Los beneficios de un dominio corto

Hay numerosas ventajas que un dominio corto pueda prestar a tu negocio. Primero, los dominios cortos son mucho más fáciles de leer, dado que son tan concisos, y como tal son más fáciles de recordar. Además, visto que ocupan menos espacio físico que un dominio largo, es más fácil de incluir un dominio corto en materiales impresos, tales como tarjetas de negocio o folletos.

Hay una mayor posibilidad de que los URLs cortos sean “pegajosos” y es más probable que “se mete” en la conciencia de los internautas. Por ejemplo, tienes un sitio de Minecraft online, el URL simple “mchoy.com” será muy fácil de recordar cuando un usuario quiera volver a la página. Esa capacidad de quedar en la mente de los usuarios después de que hayan visitado tu página es una ventaja enorme a favor de los dominios cortos, sobre todo cuando la idea es construir una relación con tus clientes.

Una desventaja

La única desventaja de un dominio corto es que hay más probabilidad de que otra persona ya ha registrado el dominio que tú quieres, – especialmente si tu marca o nombre comercial contiene una palabra común –, ya que la cantidad de combinaciones de 6 letras y menos es mucho más limitada. Por lo tanto si estás decidido a obtener un dominio corto, tendrás que ser muy creativo – jugando con el uso de distintas extensiones – o pagar un poco más para asegurar ese dominio corto que tanto quieres.

 

Los beneficios de un dominio largo

Si no puedes capturar la esencia de tu negocio en un par de caracteres, o tu marca comercial es un poco larga y vaga, probablemente querrás registrar un dominio largo para mejor explicar el propósito de tu empresa. Digamos que todas las opciones de un dominio corto del ejemplo arriba estaban ya registradas, podrías presentar tu negocio de forma muy clara a través de un dominio largo, tal como “jugarminecraftonline.com”.

Si realmente quieres ca ptar la atención, un dominio largo de permite aprovechar de escribir una frase llamativa, así incluyendo una llamada a la acción directamente dentro de tu URL: ej. Quierojugarminecraft.com, o jugamosminecraft.com.

Los dominios más largos también tienen la ventaja de ser más únicos, sobre todo si combinan o juegan con las palabras de manera novedosa. Por lo tanto, a diferencia de los dominios cortos, es más probable que puedas registrar el dominio que tú quieres a un precio que prefieres.

dominios llamada a la acción

¿Corto o largo?

La mayoría de las opiniones online dictan que mientras más corto tu nombre de dominio, mejor. Eso por todas las razones mencionadas arriba, y también por la razón muy válida que es mucho más fácil teclear el nombre de un dominio corto directamente en la barra de direcciones sin equivocarse en la ortografía. Mientras más largo el nombre, más posibilidades de faltas de tipografía y por lo tanto más gente que llega a una página tercera.

Sin embargo hay que recordar que un dominio corto no es para todos, y hay muchos beneficios que se puede aprovechar de un nombre de dominio largo. En particular el factor económico – dominios cortos casi siempre costarán más –, y para lograr esa llamada a la acción directa que te permite un dominio largo.

Entonces al momento de escoger tu nombre de dominio, piensa en qué quieres lograr con tu URL, y escoge el variante que sea más viable para ti. Al fin y al cabo este será el mejor dominio.

Para más información y consejos acerca de nombres de dominio, recomendamos los siguientes artículos:

¿Cómo funcionan los dominios de sitios web?

¿Qué es un dominio y cómo elegir uno?

¿Cómo elegir un nombre de dominio?

Registrar un dominio .cl