Todos tenemos claro que en un datacenter no hay espacios para errores y cualquier falta que se pueda cometer en ellos puede significar el fin de nuestro negocio y en el de quienes confían su información y datos con nosotros.

A pesar de ello, hay algunos puntos en el que muchos datacenter no se han detenido ni han reflexionado sobre el peligro de no considerarlos.

El primero es darle la atención adecuada a los cables, a pesar de que esto pueda parecer una pérdida de tiempo en perjuicio de otros proyectos, debemos considerar que mantener un orden en nuestros cables nos ayudará no sólo en términos de seguridad, sino además en una refrigeración efectiva para evitar la pérdida de datos.

Otro punto importante es la electricidad, si el datacenter no cuenta con generadores, baterías de respaldo o más de un enlace, está constantemente al borde del peligro. La electricidad es un punto que debemos considerar desde el diseño en la infraestructura de nuestro datacenter.

¿Has considerado cuántas copias de llaves existen para la puerta de tu datacenter o cuántas personas conocen la clave de ingreso en caso de tener una puerta de seguridad? Recuerda que la seguridad es la clave para un datacenter de calidad, por lo que el acceso debe ser inusualmente restringido.

Por último, un aspecto que no solemos reconocer como relevante para la seguridad de nuestro datacenter es la sobrecarga de trabajo, considera que pasar toda la noche despierto trabajando te imposibilita continuar trabajando al día siguiente, no importa que no hayas terminado lo que tenías planeado, descansa y no te hagas el héroe, porque un héroe somnoliento no salvará jamás a la humanidad. Un datacenter necesita expertos funcionando siempre con sus 5 sentidos en alerta.

Periodista en Hostname (www.hn.cl)

Visita mi perfil en Google Plus