La demanda en Latinoamérica por trabajadores capacitados en Tecnologías de  Información y Comunicación (TIC) excederá la oferta en casi un 35% para el año  2015, cifra que en Chile llegará al 39%. Así lo indicó un nuevo estudio de la  consultora independiente IDC encargado por Cisco, que señala que este déficit de profesionales podría impactar la competitividad de los países de la región.

El estudio, Habilidades en Redes y Conectividad en América Latina (Networking Skills Latin America), analizó la disponibilidad de profesionales  capacitados en TIC entre los años 2011 y 2015. En el año 2011, América Latina tuvo un faltante de aproximadamente 139.800 profesionales con conocimientos en Tecnologías de Información y Comunicaciones, con una proyección de aumento de la brecha a 296.200 para el año 2015. En Chile, en tanto, se espera que esta cifra llegue a 14.501 en el mismo año.

“Una mano de obra capacitada es una ventaja competitiva para los países de la región, para la economía basada en  conocimientos del siglo 21. En la medida en que América Latina experimenta la emergencia rápida de tendencias tecnológicas como nube, movilidad, video e Internet de Todo, esta brecha de profesionales capacitados presenta un desafío real para su desarrollo económico. Sin los conocimientos adecuados, el progreso tecnológico no se traducirá en aumentos en productividad”, dijo Jordi Botifoll, Presidente de Cisco para Latinoamérica.

Por su parte, Mauricio Carrillo, Director Senior de Ingeniería y Arquitectura para Cisco Latinoamérica, indicó que “el avance tecnológico en el que estamos inmersos requiere de una importante cantidad de gente calificada que sea capaz de innovar, desarrollar, implementar y mantener las redes y modelos de negocios que las empresas necesitan para su negocio actual y crecimiento futuro. Entonces, el gran desafío al que nos enfrentamos es cómo generamos y preparamos rápidamente a esa fuerza laboral  especializada para estar a la altura de los avances que el mercado de Latino América y en particular el Chileno, requiere para aumentar su competitividad y sostenibilidad en los próximos años, alcanzando el desarrollo con la ayuda de las Tecnologías de Información”.

La demanda por profesionales capacitados en redes y conectividad en  Latinoamérica está motivada por las siguientes tendencias:

– Demanda de  una mayor eficiencia en la infraestructura IT, con la virtualización como la  piedra angular.

– Rápida adopción TIC por parte de los gobiernos y el sector privado.

– La proliferación de dispositivos conectados.

– Requerimientos de la red para soportar aplicaciones interactivas (video) y negocios soportados por TIC virtualizados.

– Creciente demanda de  conectividad basada u hospedada en la nube a través de múltiples empresas.

– Una comunidad emergente de empresarios en el espacio de TIC.

Resultados claves del estudio:

• En el año 2011, la escasez fue de aproximadamente 139.800 profesionales con conocimientos en redes en toda Latinoamérica, con un aumento de este número a 296.200 para el año 2015. Estas cifras representan una brecha (calculada como una porción de la demanda total) del 27 por ciento en el año 2011 y un 35 por ciento en el año 2015.

• En Chile, la escasez fue de aproximadamente 4.744 profesionales con conocimientos en TIC, cifra que llegará a 14.501 en 2015. La brecha porcentual en tanto  aumentó de 23% a 38% en el mismo período.

• Los conocimientos básicos en redes como la seguridad, telefonía IP, y redes inalámbricas representaron el 55 por ciento del total de la brecha de profesionales capacitados en el año 2011 y representará un 44 por ciento en el año 2015. Hubo una escasez de alrededor de 76.800 profesionales en el año 2011, que aumentará a 129.100 para el año 2015. Estas cifras representan una brecha del 22 por ciento en el año 2011 y del 25 por ciento en el año 2015.

• La rápida adopción de las tecnologías de redes por parte de las organizaciones en toda la región está continuamente impulsando la demanda de estos conocimientos, causando que la brecha se amplíe a una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 14 por ciento entre los años 2011 y 2015.

• Los conocimientos en tecnologías de redes emergentes como comunicaciones unificadas, video, computación en la nube, movilidad y centro de datos y virtualización, representaron el 45 por ciento del total de la brecha de profesionales en el año 2011, aumentando a un 56 por ciento en el año 2015.
Dentro de este grupo, el estudio estimó una escasez de personal capacitado de aproximadamente 63.000 profesionales, aumentando a 167.100 en el año 2015. Estas cifras representan una brecha incremental proyectada del 42 por ciento en el año 2011 y de un 53 por ciento en el año 2015. En la medida en que estas tecnologías
ascienden y logran apoyo dentro de las organizaciones de Latinoamérica, la demanda por estos conocimientos causará que se amplíe la brecha a una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 28 por ciento entre los años 2011 y 2015.

• De los encuestados, se espera que el 80 por ciento necesite múltiples conocimientos tecnológicos. En el año 2007, el 70 por ciento de los encuestados indicó la necesidad de conocimientos tecnológicos múltiples. Por lo tanto, se nota un aumento del 10 por ciento por sobre las respuestas de hace cinco años.

• Las certificaciones juegan un rol importante en las organizaciones para más del 75 por ciento de las organizaciones encuestadas. Las organizaciones ven a las certificaciones de fabricantes como un importante atributo al evaluar el personal potencial que ocupe posiciones relacionadas con redes. De los encuestados, el 49 por ciento dijo que esas certificaciones eran “muy importantes”, mientras que el 28 por ciento las encontró “importantes”.

• Un cuarto (25 por ciento) de los encuestados declaró haber contratado profesionales en redes en los últimos 12 meses.

• Una significativa proporción de las organizaciones (27 por ciento) en ocho países encuestados reconoció que es difícil encontrar ingenieros que tengan los conocimientos
adecuados para cumplir con los requerimientos de sus organizaciones. La razón primaria de esto es el costo asociado con contratar personal de redes capacitado. La segunda razón es la dificultad en evaluar la calidad de los solicitantes.

• La posiciones de seguridad son las más difíciles de ocupar. Esto debido a que los conocimientos en seguridad están demanda creciente en los ocho países analizados. Ochenta y siete por ciento de las compañías manifestaron que requieren habilidades extra en esta área en los próximos 12-24 meses.

Fuente: emb.cl

Gerente de Administración y Proyectos en Hostname (www.hn.cl), adicto al pc e internet, aficionado del balón pie y gamer.