Podemos entender por data center el lugar físico en el cual uno puede contratar un espacio de servidor para almacenar datos y tener acceso a ellos la mayor parte del tiempo, además de esto ofrece el servicio de housing, en el cual uno puede llevar su servidor y la compañía del datacenter se encarga de mantenerlo.

Los datacenter tienen varios niveles (tier) de servicio, estos vienen dados por la infraestructura presente en ellos y por ende su tolerancia a fallos y uptime (el cual debiera ser mayor al 99.5% del año siempre), en el primer nivel encontramos el servicio más simple, todo el equipo depende de la misma fuente eléctrica, con conexiones simples y no redundantes. Un fallo eléctrico podría paralizar o segmentar el completo funcionamiento, por lo general el máximo de funcionamiento de este nivel alcanza el 99.6% de uptime en el año.

El tier 2 ya tiene redundancia de componentes redundantes por lo cual si llega a fallar alguna pieza del hardware (todo componente de la máquina, desde los que alimentan con electricidad hasta los de procesamiento) hay otra que la reemplazara en su función, la cantidad de piezas para lograr la redundancia viene dada por la función (n+1) donde n es el número de componentes del mismo tipo en un equipo servidor del datacenter. Es necesario que el sistema generador sea capaz de manejar todas las cargas, el funcionamiento alcanza el 99.7% al año.

En el tier 3, el mayor disponible en Chile encontramos diferencias tales como: debe tener al menos 2 operadoras en ella las cuales deben tener sus propios equipos y conectores; deben haber dos salas de entrada una para cada operadora.

Es muy importante que las operadoras en el datacenter no compartan sus conexiones internas ya que si falla alguna afecta directamente a ambas, para evitar fallos incluso hay redundancia del cableado de red. En estos niveles es muy popular que los edificios incorporen un sistema de enfriamiento por agua, el cual en conjunto con sistemas de aire acondicionado mantienen una temperatura óptima en todas las salas de la edificación, esto funciona a través de canales internos del edificio los cuales transportan agua que al evaporarse baja la temperatura del ambiente, al ser un sistema que puede ser sustentado con un panel solar, casi no tiene costo algúno salvo su instalación y además ayuda a reducir el consumo eléctrico de la instalación, una inversión a tener en cuenta.

El uptime del tier 3 puede alcanzar el 99.98% del tiempo por lo cual solo pasa 94 minutos al año fuera de servicio, todo esto debido a la presencia de fuentes internas de energía en caso de emergencia y la redundancia de componentes para evitar interrupciones, todos los componentes deben poder ser cambiados en caliente para mejorar el rendimiento del servidor y por lo general se utiliza la configuración de almacenamiento RAID. El servicio más confiable que se puede encontrar en cuanto a datacenter se encuentra en este nivel ya que es el más tolerante a fallas.

Gerente de Administración y Proyectos en Hostname (www.hn.cl), adicto al pc e internet, aficionado del balón pie y gamer.