de web hosting a servidor virtual

Es difícil saber cuándo es el momento de cambiarse desde un web hosting o hosting compartido a un VPS, muchos dueños de sitios web consideran que todavía pueden compartir un servidor cuando en realidad están en el instante preciso para moverse a uno propio.

 

Si se trata de comparar servicios, siempre el VPS será la mejor opción, esto porque sus ventajas son mucho más numerosas que su costo mensual, pero no todos cuentan con una inversión importante cuando van a ingresar a la web y siendo así, el hosting compartido es una buena alternativa entendiendo que puede que llegue el día en que este servicio no sea suficiente.

¿Cómo saber cuándo ha llegado ese día? He aquí algunas razones por las cuales debieras tomar la decisión de aumentar tu servicio  a un servidor propio.

Cuando tienes más de algunos cientos de visitas al día

Cuando tu sitio web comienza a recibir más de cientos de visitas por día, su rendimiento comenzará a deteriorarse a pesar de que tu proveedor de hosting compartido te haya prometido ancho de banda y recursos ilimitados.

Este comportamiento es normal, porque de alguna manera tu sitio web comparte recursos con muchos otros sitios web y para poder mantener a todos en funcionamiento el sistema divide los recursos disponibles entre los sitios web alojados.

No sucede igual en un VPS donde estás solo en el servidor y tienes recursos de hardware dedicados (almacenamiento, memoria y potencia de CPU).

Si crees que tienes una buena página web y en algún momento comienzas a recibir una cantidad decente de tráfico diario, entonces es mejor ser proactivo y trasladarte a un VPS ahora en lugar de hacerlo cuando el tráfico esté en su pick.

Si está ejecutando un sitio web de comercio electrónico

Los sitios web de comercio electrónico, ya sea pequeños o grandes suelen funcionar de mejor forma al  ejecutarse en un VPS y la razón más importante tiene que ver con: seguridad, velocidad, fiabilidad, tiempo de actividad y soporte. La reputación de una tienda virtual debe ser la máxima prioridad y por lo mismo se debe proteger a toda costa.

Cuando necesitas mayor uptime

No se puede negar que hay mayores posibilidades de que el tiempo de actividad sea menor en un hosting compartido que en un VPS. Normalmente en un VPS lo menos que puedes esperar en términos de tiempo de actividad es un 99,9% de uptime.

Cuando buscas mayor seguridad y rendimiento

Estos son sólo 2 de las ventajas de un VPS pero probablemente sean las más importantes. Un VPS es la solución ideal para empresas que necesitan un mejor rendimiento que lo que les puede entregar el hosting compartido, pues generalmebnte las empresas necesitarán soluciones fáciles de escalar cuando lo necesiten.

Además, es un hecho comprobado que los sitios web más rápidos tienen mejores tasas de conversión y pueden disfrutar de los beneficios de SEO. Además de eso, el VPS es una mejor alternativa para hacer frente a los piratas informáticos y los problemas de seguridad. La única manera de asegurar el mejor rendimiento posible en un ambiente seguro es teniendo tu propio servidor virtual.

Periodista en Hostname (www.hn.cl)

Visita mi perfil en Google Plus