Tu sitio e-commerce es llamativo y se carga rápidamente, por lo que estás aumentando tus ventas rápidamente, lo que debes saber es que no importa lo bueno que sea tu sitio o tu servicio de hosting, siempre puede ser mejor.

Esto es un hecho concreto, pues a  medida que las tecnologías mejoran crecerá el margen de mejora adicional de cualquier sitio.

Queremos darte algunas sugerencias para que te asegures que tu sitio de comercio online se mantenga igual de bueno, mejore drásticamente o se beneficie de alguna forma. Recuerda que estas son sólo un compilado de sugerencias que surgen al revisar distintos tipos de sitios web e–commerce y que sólo necesitan un pequeño empujón para ser perfectos.

  1. Lo simple siempre es mejor: Si los clientes tienen preguntas adicionales sobre tus productos y/o servicios, preguntarán en el espacio apropiado que tú mismo dejarás en tu sitio para ello. Es preferible eso, antes que colmar a tus clientes con sábanas de información. La mayoría de los consumidores en línea ya tienen una buena idea de lo que están buscando y conservan una idea básica en cuanto a lo que esos productos supondrán, es por eso que una información básica es suficiente. Un carro de compra, un lugar para hacer preguntas y ya está!
  2. No pidas a tus clientes que se registren para ver tus artículos: Si tu sitio obliga a inscribirse para ver lo que tienes a la venta, el cliente también irá a otros sitios a investigar sobre el producto y si eres el único que tiene el producto y el cliente está curioso por conocerlo, simplemente registrará información falsa. Conclusión, no recibirás información real  y todavía más probable es que, no compren tus productos.  ¿Por qué? Porque no necesitas esa información, no estás pidiendo el correo para enviar información sobre un producto que te han comprado, si no que estás intentando obtener información previa a la compra y eso no es muy valorado entre los posibles clientes.
  3. Crea un sitio fácil de navegar y de fácil búsqueda: Si es fácil encontrar las cosas que tus clientes buscan en tu sitio, ellos gastarán mucho más dinero en él. Lo fundamental es que no deban recorrer páginas y páginas internas para encontrar lo que buscan, si dificultas la tarea simplemente querrán irse de tu sitio y no gastarán. Esto básicamente se remonta al primer punto, la sencillez, no compliques las cosas y obtendrás más dinero de los consumidores.

El e-commerce puede ser gratificante o frustrante, pero la clave para hacer dinero es, como siempre, hacerle fácil la tarea para gastar el dinero. No dejes de ver tu sitio web de e-commerce como una tienda virtual. Tus clientes te recompensarán si les entregas una buena experiencia.

Periodista en Hostname (www.hn.cl)

Visita mi perfil en Google Plus