No importa en cuántas medidas de seguridad  inviertas, lo cierto es que tu sitio web está en constante riesgo y su vulnerabilidad puede ser descubierta cuando menos te lo esperes por un hacker.

Esto es particularmente riesgoso en sitios web con comercio electrónico, pues son el blanco más común de actividades fraudulentas, algo de esperar si consideramos que contienen una cantidad valiosa de datos personales y financieros de sus usuarios.

Hay muchas maneras de mejorar la seguridad de un sitio web y esto debe seguir siendo el foco de todas las empresas, independientemente de su área de negocio.

Para hacer frente a un fallo de seguridad de forma rápida y eficiente, se deben tener claro,  primero, algunos pasos básicos a tomar en caso de que tu sitio web se hackeado.

  1. Comunícate con tu proveedor de web hosting

Una vez que notas un comportamiento sospechoso en tu página web, primero debes notificar a tu proveedor de web hosting y pedirles que comprueben si existen problemas potenciales. De esta manera, le permitirás a tu hosting asegurarse de que los datos de los otros usuarios no se vean afectados, especialmente si tu sitio web está alojado en un servidor compartido.

  1. Baja tu sitio web

Cerrar tu sitio web impedirá a los usuarios acceder a sus cuentas y, potencialmente, revelar su información personal a los piratas informáticos. Además, también impedirás a los hackers  continuar husmeando en los datos que están dentro del sitio.

  1. Cambia todas las contraseñas

Tras el cierre de tu sitio web, deberás cambiar las contraseñas para todas las cuentas utilizadas para su gestión – FTP, cPanel, MySQL, etc.

  1. Comprueba los registros de datos en busca de actividades inusuales

Examinando los registros de acceso más recientes, podrás ser capaz de determinar cómo se llevó a cabo el ataque y entender si tu sitio web es su objetivo real.

  1. Repara el problema

Si ni tu equipo de trabajo ni tu proveedor de hosting es capaz de determinar la naturaleza del ataque, deberás buscar la ayuda de un experto en seguridad externa. Después de identificar la causa del ataque, podrás  arreglar la vulnerabilidad y activar tú sitio web de nuevo.

  1. Identificar posibles daños y notificar a los usuarios comprometidos

En cuanto identifiques los datos afectados, notifica a tus clientes sobre la violación y pídeles que cambien sus contraseñas. Asegúrate de sólo contactar a los usuarios que han sido afectados en lugar de enviar mensajes de correo electrónico a todo el mundo.

La presencia digital que cada empresa se esfuerza por lograr requiere de una estrategia para el manejo de las brechas de seguridad. En las empresas más pequeñas o las que acaban de comenzar la expansión de su base de usuarios, tales estrategias quedan pendientes.

Incluso estando alojados en servidores de buena reputación, la mayoría de los sitios web siguen siendo vulnerables a las violaciones, sobre todo porque los métodos de hacking se desarrollan para mantenerse vigentes. Por lo tanto, una estrategia detallada violación de la seguridad debe ser una parte del plan de marketing de cada empresa, ya que puede eventualmente llegar a ser la mejor manera de mantener a los clientes.

Si usted tiene alguna preocupación acerca de su tienda de comercio electrónico existente, póngase en contacto con nuestro amable equipo de soporte técnico a través de Live Chat o la unidad de soporte.

Periodista en Hostname (www.hn.cl)

Visita mi perfil en Google Plus