Tienda online

Supongamos que quieres abrir una tienda online, pero no sabes cómo hacerlo, debes imaginarte que es muy complicado verdad? No es así, el proceso para abrir una tienda online es muy parecido a abrir una tienda física, al menos pensar en eso te simplificará mucho las cosas.

Vamos paso a paso, cuando piensas en lo necesario para abrir una tienda física lo primero que nos viene a la cabeza es el lugar, ese espacio en el que recibiremos a los clientes y los convenceremos de comprar nuestros productos.

¿Cómo debiera ser ese espacio?

Primero debes pensar en una ubicación que permita que tus clientes lleguen. Además, el lugar debe tener el espacio suficiente para mostrar todos tus productos y para almacenar el exceso de stock.

En el mundo online, lo anterior sería tu web hosting. El hosting es el servicio que se encarga de almacenar tus archivos web, por lo mismo necesitarás un plan de hosting lo suficientemente espaciosos y rápido como para soportar la cantidad de tráfico que esperas alcance tu tienda.

Una vez que tengas listas las instalaciones (es decir, tu web hosting) necesitarás disponer de un sector para tu área de clientes, un sistema de almacenamiento para la “despensa” y un software para gestionar las órdenes de compra y otros procesos.

El Carro de Compras

En el mundo online todo lo anterior lo obtenemos con un “Carro de Compras”. En algunas oportunidades tu carro de compra puede ser tu propio sitio web y en otras puedes añadir un carro de compras a tu sitio web.

El carro de compras muestra los elementos que tienes a la venta y los dispone de manera que estén listos para ser comprados. Junto a esto, procesa los pedidos y gestiona el stock.

Hay diversos carros de compra que puedes escoger, dependiendo del tipo de tienda que quieras tener.

WooCommerce, ideal para tiendas online creadas en WordPress.

OpenCart, tiene un aspecto moderno, es flexible y conveniente para tiendas de cualquier tamaño.

PrestaShop, fácil de configurar y utilizar.

La mayor parte de los carros de compra disponibles son gratuitos, excepto si deseas incluir funcionalidades específicas que no viene por defecto. En ese caso deberás desembolsar dinero.

Pasarela de Pagos

Así como en una tienda podrías aceptar pagos en efectivo o tarjeta, para las tarjetas se requiere un punto de venta que permita traspasar los pagos con tarjetas hasta tu cuenta bancaria. En una tienda online esto lo hace una “Pasarela de Pagos”, entre las más comunes están WebPay y PayPal.

Cuando escojas una opción, debes tener en cuenta ciertos aspectos, por ejemplo que genere confianza en tus clientes, el cargo que te cobrará y que sea fácil de utilizar para tus usuarios.

Una vez que ya has decidido sobre el hosting, la plataforma, el carro de compras y la pasarela de pago, estás listo para abrir tu tienda online y sólo quedará promover tu nuevo proyecto para que todos conozcan lo que ofreces.

Periodista en Hostname (www.hn.cl)

Visita mi perfil en Google Plus