Fernando García, vicepresidente de Vertiv

Fernando García, vicepresidente de Vertiv LATAM, empresa orientada a la gestión de energía crítica, conversó con Hostname sobre la realidad de los Datacenter en nuestro país.

Hace unos días, Google anunció la ampliación de su Datacenter ubicado en la comuna de Quilicura, uno de los 15 que tiene alrededor del mundo y el único del gigante de Internet en Latinoamérica. Será una inversión de US$140 millones evidenciando la confianza de Google en nuestro país.

Pero, ¿qué son estos Datacenter y por qué Chile es un buen lugar para instalarlos? Para intentar despejar estas dudas, conversamos con Fernando García, vicepresidente de Vertiv LATAM, empresa orientada a la gestión de energía crítica, quien nos entregó su visión respecto a los beneficios que brinda nuestro país para la instalación de centro de datos, entre otros temas.

¿A qué se dedica Vertiv y cuál es la relación que tiene con los Datacenter?

Vertiv es la compañía líder global de soluciones de protección y continuidad de infraestructura digital. Nuestra misión es asegurar que las aplicaciones críticas e Internet en general, estén constantemente operando. Proveemos soluciones de estabilidad, protección eléctrica y de refrigeración, así como todo tipo de productos de software y monitoreo, todo enfocado en garantizar la continuidad operativa de las infraestructuras críticas.

Los Datacenter son probablemente una de las instalaciones más difíciles y más importantes que soportamos. Somos el mayor proveedor de infraestructura para Datacenter, pero también proveemos soluciones que van en otro tipo de aplicaciones misión crítica, como las redes de telecomunicaciones. Por ejemplo, en cada torre de celular, abajo hay una especie de caseta, de armario grande; ese tipo de armarios y la mayoría de equipamiento que hay dentro –sistemas de protección eléctrica, de ventilación y el mismo armario- son parte de las soluciones que brindamos.

No protegemos la antena. Lo que hacemos es garantizar que el suministro eléctrico de la compañía eléctrica esté operativo. Si pasa una excavadora y corta el cable de suministro eléctrico que llega a esa antena o que llega a ese cuarto, dejará de funcionar. Proveemos soluciones para que cuando haya un corte eléctrico de la compañía, esa antena siga funcionando.

Datacenter

¿Y en cuanto a los Datacenter funciona de la misma forma?

Lo mismo ocurre en los Datacenter, en donde toda la energía eléctrica que consume se transforma en calor, a pesar de que se ha mejorado mucho, ya que hoy, por ejemplo, una computadora puede trabajar sin problemas a 40°. La vida de la electrónica, es decir la duración estimada de cualquier equipo electrónico, se ve muy afectada si existen variaciones de temperatura o humedad.

Si tienes fluctuaciones en donde por la noche estás a 10° y por el día a 30°, la electrónica se resiente y un computador, un switch o un servidor en vez de durar cuatro o cinco años, que es su vida útil, dura uno. Fundamentalmente, lo que nosotros hacemos son dos cosas: asegurar continuidad eléctrica, a través de baterías y acumuladores; y mantener la temperatura y humedad constante. Esas dos variables, que parecen simples, cuando estamos hablando de un Datacenter que puede tener cinco mil o diez mil computadores y sistemas de almacenamiento, son vitales.

Además, a pesar del aumento de discos de estado sólido (SSD) que son menos sensibles a la temperatura, aún existe un 90% de discos de aguja, que son muy sensibles a los cambios de temperatura y humedad, porque son sistemas microscópicos y cualquier variación de temperatura y humedad crea condensación. Entonces, aseguramos continuidad eléctrica, estabilidad y temperatura idónea.

¿Cómo se le puede explicar a una persona sin mayores conocimientos técnicos, qué es, cómo funciona y qué características debe tener un  Datacenter?

Un Datacenter es como un almacén gigantesco. Aquí en Chile tenemos Datacenter que tienen el tamaño de varios campos de fútbol, por ejemplo. Esa es una de las primeras cosas que llaman la atención de alguien que no sabe lo que es. Es muy grande y tiene mucha tecnología, porque en esos Datacenter es donde se almacena toda la información que hay en Internet y por donde pasa todo el tráfico.

Se habla que en los últimos dos o tres años se ha generado la misma cantidad de información que en toda la historia de la humanidad. Y eso cada vez se está acortando más. Hasta hace poco cada cuatro o cinco años se duplicaba la información existente de toda la humanidad, ahora ya es cada tres y estamos llegando a un año. Vamos a llegar a un momento en que cada día o cada mes se vuelvan a generar petabyte o exabyte de información.

En 128 gigas caben millones de discos, libros o fotografías y el problema es que somos muchos. Si tú multiplicas eso por siete millones de personas toda esa información ocupa espacio. Al final tienes que tener un lugar donde almacenar todo eso y ahí entran en juego los Datacenter. En definitiva, son grandes almacenes de información que utilizan computadores para almacenar y procesar esa información.

¿Cuáles son las potenciales amenazas a un Datacenter?

Por regla general un Datacenter es un sistema misión crítica. Por definición una de las principales amenazas que tiene un Datacenter es el vandalismo, los ataques físicos, por eso, se mantiene lo más discreto posible su ubicación. Cuanto más grande es el Datacenter, más seguridad física existe. Hay Datacenter que tienen hasta cinco anillos de seguridad física, donde uno tiene flanquear barreras de seguridad físicas y lógicas.

Sin embargo, y a pesar de que la seguridad física es un tema importante hoy, la disponibilidad de los servicios de WhatsApp, Netflix o Spotify, por ejemplo, se asegura de manera lógica. Si tú estás contestando un correo en Gmail y el Datacenter de Google se cae, tú sigues trabajando en Gmail y no te das cuenta, porque Google lo que usa son cargas distribuidas y tu correo está probablemente en siete Datacenter de Google, distribuidos en todo el mundo.

Un barco que esté yendo por la costa, puede perfectamente pasar a llevar con el ancla un cable submarino y apagar digitalmente por completo una zona completa del país. Sin embargo, tú sigues pudiendo acceder a tu correo porque estás saliendo por otro lado, a otro Datacenter que está en otra parte del planeta.

Amenazas a Datacenter

Las empresas de hosting tienen como ventaja decir que tienen su Datacenter y servidores en Chile. ¿Qué tan importante es esto en la práctica?

Muchas empresas, incluso para algunos gobiernos, la territorialidad de los datos, es decir, dónde están físicamente ubicados, sigue siendo importante. Incluso, para ciertas industrias, está regulado. Por ejemplo, hay países que regulan que la información se tenga que quedar en la frontera del país. Es importante para muchos clientes saber que la información no está en algún lugar ahí en la nube, susceptible de poder ser atacada, copiada o robada. El hecho de tenerlo físicamente en un lugar cercano, crea esa sensación de seguridad, pero es una falsa sensación de seguridad.

Recuerdo el caso de los Panamá Papers, donde se filtraron documentos oficiales de un bufete de abogados, que estaban alojados en servidores y fue curioso porque la reacción del gobierno de Panamá, fue mandar a 50 policías a rodear el Datacenter, para que nadie pudiera entrar y salir del lugar. Nosotros teníamos ingenieros dentro del Datacenter y durante más de un día el Gobierno los secuestró para que no hubieran filtraciones, es decir, físicamente acordonaron el centro de datos.

Eso, hasta que alguien les explicó que no importara que alguien bloqueara la entrada y salida del Datacenter, ya que en realidad el hacker estaba en Holanda y desde ahí estaba sacando toda la información y compartiéndola. Con eso me refiero a la falsa sensación de seguridad.

No obstante, para muchas empresas aún sí lo es. A la hora de contratar un hosting o un servidor virtual, las empresas te permiten elegir dónde quieres tener tu información, porque hay muchas industrias que están reguladas. Existe también una sensación de seguridad, en torno a que tú puedes ir y llevarte la información cuando quieras.

¿También tiene que ver con la latencia o el tiempo de respuesta el hecho de que los servidores o el Datacenter estén en el mismo país?

Sí, pero depende de la aplicación. Los hosting, páginas web, correos o CRM, no son tan sensibles a la latencia. Cada vez hay más aplicaciones que sí son sensibles a la latencia y en los cuales sí importa la cercanía física de la información, porque los tiempos de respuestas pueden ser importantes.

Por ejemplo, en la actualidad un porcentaje muy alto de las transacciones en bolsa, compras y ventas de acciones, son realizadas por robots. Lo que hacen es realizar cientos o miles de transacciones por segundo.

La gente que programa ese tipo de robots están colocando físicamente sus servidores lo más cerca posible del stock exchange, en el cual está el trading, porque cien kilómetros de diferencia pueden hacer perder miles de millones, simplemente por el hecho de que la transacción tarda diez milisegundos en lugar de 50 milisegundos, es decir, es cinco veces más lento. Por esta razón la latencia es importante, pero sólo para algunas aplicaciones, no para todas.

Latencia

Una tendencia de este y los próximos años es la búsqueda por voz. ¿La latencia es importante para este tipo de aplicaciones?

Todo lo relacionado al reconocimiento de voz es sensible a la latencia. Si tú estás dando una orden a través de dictado por voz, ese procesamiento no se hace en el teléfono, lo que hace es tomar tu voz, mandarla al Datacenter y allí hay millones de ordenadores procesando e interpretando esa voz y te devuelve el comando a tu teléfono. Obviamente ahí si es importante la latencia.

La domótica también es muy sensible a la latencia, ya que tú necesitas acciones en tiempo real. Hoy en día Toyota, Tesla y otras marcas están haciendo inversiones brutales en infraestructura de Datacenter y ahí el tema de la latencia es tan grande que están construyendo centros de datos en muchos lugares para poder responder y gestionar la flota de vehículos en tiempo real. Otro ejemplo es Uber, Cabify o cualquiera de las aplicaciones de transporte.

Hace poco, Uber anunció que en los próximos cinco años iba a construir 500 megas de capacidad en todo el mundo para poder atender la demanda, no sólo para para transporte de vehículos, sino para todas las aplicaciones que está sacando como Uber Eats.

Pasando al tema más ecológico, se dice que hay países que son mucho más eficiente para tener Datacenter, como Islandia por ejemplo, ya que su clima es mucho más frío. ¿Chile cumple con esta condición climática para tener Datacenter ecológicos?

La parte ecológica es fundamental, porque la huella de carbono de los Datacenter es muy grande. Estamos hablando de toneladas de dióxido de carbono que se puede ahorrar de emisiones a la atmósfera, usando ubicaciones como Santiago.

Hay que entender que los Datacenter consumen una gran cantidad de energía, y que primero se busca ubicarlos en lugares donde la energía es limpia. En Chile, el 60% de la energía es renovable, mientras que el otro 40% se sigue generando mediante combustible fósil, como el petróleo. Ya sólo el hecho de contar con un 60% de energía limpia lo hace un mejor país en comparación a otros, ya que es un porcentaje muy alto.

Asimismo, las condiciones ambientales de Chile son muy óptimas, porque hay un porcentaje alto de horas al año que están por debajo del umbral de temperatura y humedad que requiere la electrónica para funcionar de manera óptima. Cabe destacar que más de la mitad de la energía que consume un Datacenter se invierte para enfriarlo.

Por ejemplo, si tú tienes un Datacenter en Santiago y otro en Miami a igualdad de condiciones, el consumo energético del Datacenter de Santiago en comparación al de Miami, será extremadamente más eficiente, porque por la noche el clima es frío y seco, sin problemas de humedad, como sí ocurre en Miami, donde el clima es tropical.

Chile es uno de los países de Latinoamérica con mayor capacidad para la instalación de Datacenter, porque las condiciones ambientales son óptimas y porque la electricidad es relativamente limpia. La tercera razón es porque está lejos de las autopistas digitales.

Datacenter Verde

La medición de calidad de un Datacenter se hace en base a los TIER, pero acá en Chile no tenemos la máxima calidad. ¿Por qué se da esto?

La clasificación de los Datacenter, se hace en base a TIER y son cuatro niveles, en donde el TIER IV es denominado tolerante a fallos y es la máxima categoría. Esa clasificación la regula una entidad llamada Uptime Institute y de acuerdo a esto, un Datacenter TIER IV tiene la capacidad de manera autónoma, sin intervención humana, de identificar un fallo, es decir soportarlo, pero además, tiene que ser capaz de aislar el fallo y asegurar la continuidad del Datacenter.

Por ejemplo, si hay una fuga de agua del aire acondicionado y una cañería se rompe, un Datacenter TIER IV tiene que tener un sensor que identifique que existe una fuga de agua y tiene que, de forma automática, cerrar válvulas, porque el Datacenter de manera independiente tiene que ser capaz de aislar esa falla y garantizar el flujo de esa agua por otro lado. Tiene que ser redundante y autónomo en la identificación del fallo.

Luego está el TIER III que tiene redundancia y posee la capacidad de poder dar mantenimiento en caliente, es decir, que tú no tengas porqué parar nada para poder llegar y desconectar una UPS y darle mantenimiento. El Datacenter se debería poder desenergizar, reparar y reconectar sin afectar a la carga.

Si hay un fallo, el sistema debería aguantar, pero no tiene porqué aislarlo como en el caso del TIER IV. En Chile hay muchos Datacenter TIER III, pero no hay actualmente TIER IV. Sin embargo, hay dos o tres proyectos que se están desarrollando para tener en 2019 uno o dos Datacenter TIER IV en el país.