Es un hecho  que para que un sitio web tenga éxito es necesario un flujo constante de tráfico, aún más si se trata de una página de comercio electrónico.

Pero la calidad del tráfico puede tener un efecto aún mayor en el éxito o fracaso de tu web, muchas veces la calidad es mucho más importante que la cantidad de tráfico.

¿A qué llamamos tráfico de calidad?

El tráfico de calidad se refiere a los visitantes que están realmente interesados con lo que estás ofreciendo, navegan por múltiples páginas internas, y pasan mucho tiempo en tu sitio web. Estas personas son también más propensas a comprar lo que estás ofreciendo, o al menos a registrarse en tu lista de contactos.

Estos visitantes deben ser el foco principal de tu negocio pues pueden ser escasos. A menudo, la cantidad de tráfico de calidad que fluye en tu sitio web será baja en comparación con otras formas de tráfico.

Sin embargo, si tu negocio se construyó para servir a todo el mundo probablemente terminará por no servir a nadie. Esta diferenciación en tu negocio te permitirá servir más eficazmente a un pequeño grupo de personas pero de manera más profunda. En resumen, el tráfico de calidad tendrá características similares a tu visitante ideal.

¿Cuál es la baja calidad de tráfico?

El tráfico de baja calidad no trae ninguna ventaja positiva para tu sitio web, que no sea el aumento de la cantidad de visitantes. Este tipo de usuarios sólo visitará tu sitio una vez, no verá las páginas internas ni investigará tus productos y probablemente ni siquiera ponga atención en el landing page de tu sitio.

No es una buena idea enfocar tus esfuerzos en este tipo de tráfico, ya que no serán un gran aporte en tu balance final. Por lo general, estos picos de tráfico vienen en momentos  en los que tu contenido se hace viral, o cuando tu sitio web  ha sido mencionado en otros sitios de alto tráfico. El alto volumen de tráfico que se obtiene de estos sitios por lo general no hará mucho para aumentar tus ventas, o el número de suscriptores.

Aunque obviamente la idea no es desalentar de estas fuentes, no tiene mucho sentido enfocar tus esfuerzos de generación de tráfico solo en estos sitios.

Centrándose en las métricas de tráfico equivocadas

Cuando se trata de excavar a través de tus indicadores de tráfico debes asegurarte de buscar en el lugar correcto. Después de todo, es fácil quedar atrapado en las métricas de la vanidad, olvidando los datos que en realidad puede ser útiles para tu negocio.

Para empezar, el número total de visitantes que tienes por mes no es de vital importancia. Lo que importa son las fuentes de donde tu tráfico está viniendo, y las tasas de rebote que se asocian con cada fuente.

El porcentaje de abandonos es el porcentaje de personas que llegan a tu sitio y se van muy rápido. El mejor escenario sería una fuente de alto tráfico con bajas tasas de rebote. Otro indicador importante es el número de usuarios que regresan a tu sitio cada cierto tiempo. Aunque, siempre es una buena señal que nuevos visitantes lleguen a tu sitio, también tendrás que tomar nota de cómo muchas personas están regresando.

El tráfico no tiene por qué ser un misterio. Al centrarse en las métricas y las fuentes de tráfico estarás bien encaminado hacia una estrategia de tráfico que funcione para tu sitio.

Periodista en Hostname (www.hn.cl)

Visita mi perfil en Google Plus