Quizá en algún momento debido a la necesidad de contar con un equipo que albergara la página web empresarial se adquirió un servidor para este fin el cual en este momento no tiene un espacio definido en el cual estar, por lo que debe buscarse un espacio externo para él, pero debe ser un lugar seguro en el que pueda operar todo el tiempo posible.

Es por este tipo de necesidades que los servicios de hosting habilitaron un nuevo servicio, “housing”, el que consiste básicamente en hospedar dentro de un centro de datos a un servidor externo de propiedad del cliente, que se conectara a una fuente eléctrica y a la red de igual manera que un equipo propio de la empresa, pero además con otras bondades que un lugar no especializado en el rubro no podría ofrecer.

Por ejemplo dentro del centro de datos el servidor permanecerá funcionando durante todo el día a través de conexiones redundantes de energía, lo mismo para los componentes de red los que tendrán más de una salida a internet por si alguna falla junto con enlace de internet a velocidades que no se comercializan para personas naturales dentro del país, que por lo general son de 1Gbps dentro del territorio nacional y entre 20 a 50Mbps fuera de este, por lo que almacenar un equipo en instalciones especialmente diseñadas para esta función como son los datacenters es una práctica altamente recomendable en el caso de tener un servidor propio, en caso de no tenerlo se pueden contratar los mismos servidores de la compañía en planes de alojamiento web con disponibilidad de recursos y almacenamiento según contrato.

Actualmente, es uno de los servicios más solicitados en cuanto a servicios que ofrecen los más modernos Datacenter  se refiere puesto que no es menor la cantidad de personas que necesitan un espacio para tener su servidor funcional durante todo el día.

Gerente de Administración y Proyectos en Hostname (www.hn.cl), adicto al pc e internet, aficionado del balón pie y gamer.