Errores en Internet

Clics en enlaces desconocidos y contraseñas accesibles son parte de lo que NO debes hacer. En Hostname queremos proteger tu seguridad web.

La seguridad en Internet es un tema que sin duda se ha masificado en los últimos años, producto del ataque de hackers a distintos bancos en el país, poniendo en riesgo las tarjetas de crédito de miles de personas. O también ante el eventual ataque de hackers a los cajeros automáticos.

Esta no es una práctica aislada por parte de ciberdelincuentes, que cada vez ocupan técnicas más sofisticadas para cometer estos delitos. Y probablemente ya estés un poco cansado de escuchar sobre la ciberseguridad, pero los especialistas advierten que a pesar de llevar mucho tiempo en Internet, todavía cometemos errores básicos.

Por lo mismo es que hace unos días la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), dependiente del Gobierno de España, elaboró una lista con los errores más comunes y peligrosos, que pueden poner en riesgo nuestros datos.

En Hostname queremos mostrarte qué es lo que NO debes hacer bajo ningún punto de vista.

NO hacer clics en enlaces desconocidos

Dicen que la curiosidad mató al gato, sin embargo, este refrán no deberías aplicarlo, ya que la curiosidad podemos pagarla caro. Y es que los hackers informáticos son especialistas en enviar ofertas llamativas que suelen ofrecer grandes descuentos y productos gratis, sólo para conseguir el clic.

Generalmente estas direcciones web nos llevan a sitios con virus y donde nuestra seguridad puede verse fuertemente afectada.

Clics en enlaces desconocidos

NO conectarse a cualquier red de WiFi

Partamos por la base de que no todas las redes WiFi son de confianza. Esto lo debemos tener muy en cuenta, sobre todo en redes abiertas o públicas, ya que son más accesibles de vulnerar. Así, la Oficina de Seguridad del Internauta indica que esta puede ser la puerta de entrada a hackers que se hayan infiltrado en esa red, para hacer minado de criptomonedas, por ejemplo.

WiFi

NO usar software anticuado

El primer y principal escudo para defendernos de los hackers y ataques maliciosos es el software que ocupamos. Cuando no renovamos el sistema operativo de nuestro celular o computador nos estamos exponiendo a no estar a la vanguardia en temas de protección y los malware de última generación o más sofisticados pueden dañar nuestros dispositivos.

Software Anticuado

NO descargues aplicaciones sospechosas

¿Eres de los que descargan constantemente aplicaciones para tu celular? Entonces sabes que algunas aplicaciones no pueden conseguirse mediante Apple Store o Google Play, las plataformas más habituales para estos casos.

Hay sitios web que ofrecen descargar aplicaciones de dudosa procedencia, que pueden amenazar toda tu seguridad en la web. Piensa dos veces antes de hacer clic.

Aplicaciones Sospechosas

NO usar una contraseña predecible

A pesar de que se ha repetido en varias oportunidades, que es bueno crear diferentes y complicadas contraseñas, la Oficina de Seguridad del Internauta advierte que eso sigue siendo un error común en materia de ciberseguridad y nos hace vulnerables a ataques que revelen nuestros datos personales.

Una de las recomendaciones es ocupar un gestor de contraseñas para la elaboración de las claves que utilizarás en Internet. En otro artículo anterior, Andrés Peñailillo, oficial de seguridad de la información de la Universidad de Chile, entregó algunos tips para crear una contraseña potente.

Contraseñas Débiles

NO tener un plan B

Más vale prevenir que lamentar, reza otro dicho popular. Y en este caso aplica 100%, ya que no estamos acostumbrados a hacer copias de seguridad de nuestros teléfonos y/o computadores y eso nos deja a merced de los hackers, que una vez habiendo accedido a nuestros archivos, pueden chantajearnos para recuperar lo que hemos perdido.

En Hostname por ejemplo hacemos respaldo de tu información de forma diaria, semanal y mensual para que estés tranquilo con tu plan de web hosting. Siempre vamos un paso adelante.

Las recomendaciones son bastante simples. De todas formas, lo primero es evitar caer en estos errores, que pueden convertirse en horrores. Es fundamental para esto  comprobar el origen de los mensajes que recibimos, el remitente, la ortografía y no descargar archivos adjuntos que sean sospechosos, y por supuesto, no revelar jamás tu contraseña.