BlackList

Que te añadan a una lista negra puede significar el fin de cualquier campaña de marketing por email y de paso causar un gran problema a tu proveedor de hosting, sin importar cuán buenas sean tus intenciones, a veces pequeñas cosas, como la sobrecarga de archivos gráficos en un correo, puede resultaren un envío automático a listas negras. Los filtros de spam no saben de tus buenas intenciones

Si no implementas estos sencillos consejos, corres el riesgo de ser bloqueado y por tanto, todos tus esfuerzos habrán sido en vano

–          No incluyas archivos adjuntos en tus correos, esto es un paso seguro a la lista negra.

–          Prueba el envío de tu correo electrónico rigurosamente, incluso para saber si accidentalmente has incrustado un virus.

–          Revisa tus datos, si tienes demasiados rebotes de correo electrónico de difícil entrega, algo está pasando con la información que manejas.

–          Siempre debes incluir una opción para que el receptor del correo se dé de baja en cada email enviado.

–          Comprueba la frecuencia con la que envías correo, reduce la cantidad de correos semanales que envías y te librarás de los filtros de spam

–          Asegúrate de que tu correo electrónico de origen no es un cúmulo de letras y números, sino una dirección real, de personas de carne y hueso.

–          Comprueba si ya estás en alguna lista negra a través de las opciones gratuitas que hay en la web para hacerlo.

–          Pregunta a tus subscriptores si desean agregar su dirección de correo electrónico a tu lista de contactos.

–          Limpia tu listado de correos electrónicos de subscriptores, repetir el envío a cuentas malas o inexistentes es típico de un spammer.

–          Evita el uso de estas palabras y frases en cualquier parte de tu correo electrónico (incluyendo en el asunto: gratis, porno, ganar, hacerse rico rápidamente, oportunidad. Estas son las palabras típicas del spam.

–          Incluye opciones para que tus suscriptores vean su correo electrónico en formato HTML o la versión basada en la web.

–          Jamás envía correos con copia oculta

–          Reduce la inclusión de imágenes, gráficos y flash en tus correos electrónicos

–          No escribas palabras completas en mayúscula, ni en el cuerpo ni en el título del correo.

Si sigues estos consejos tu email estará listo para ser enviado y no caer en el riesgo de terminar en lista negra.

Periodista en Hostname (www.hn.cl)

Visita mi perfil en Google Plus